Tras 15 años de espera y con la ayuda municipal 19 familias cumplirán el sueño de la casa propia

Felices están las 19 familias de la localidad de Bucalemu, por la ejecución de las obras de construcción de sus viviendas, por las cuales esperaron más de 15 años, pero que gracias a la ayuda de la municipalidad de San Felipe, podrán cumplir el sueño de la casa propia.
Desde una estafa, hasta la asesoría de diferentes Egis, pasando por las difíciles gestiones para lograr el cambio de uso de suelo del terreno que habían adquirido, debieron enfrentar los vecinos de este comité, hasta ahora que el municipio les brindó su apoyo.
Los vecinos también consiguieron el respaldo del entonces subsecretario de vivienda Andrés Iacobelli, que gestionó con la empresa Vallemar, para la ejecución de este proyecto habitacional, el que fue postulado al subsidio de clase media, resultando 18 de 19 familias, favorecidas con esta instancia de financiamiento.
La delegada provincial de Serviu, María Alicia Galdames, señaló que “don Andrés Iacobelli llama a la empresa Vallemar, que estaba construyendo una población en Curimón y la invita a participar de este proyecto, como un primer proyecto grupal que participa sin tener los planos, sin tener expediente técnico, solamente las ganas y la esperanza de lograr su vivienda”.
La delegada provincial de Serviu destacó que la empresa Vallemar ha entregado pleno respaldo a las familias, a tal extremo que hizo un acuerdo individual con una de las familias que quedó fuera del subsidio, construyéndole de igual manera su vivienda.
Las múltiples dificultades que enfrentó este grupo para lograr la construcción de sus casas, no fueron un obstáculo para seguir luchando por este sueño de la casa propia, situación que María Alicia Galdames destacó en la medida que a pesar de los tropiezos, estas familias se levantaron innumerables veces.
En este sentido, el alcalde Jaime Amar señaló que “es un proyecto de muchos años donde ha habido mucho sacrificio de muchas familias, pero especialmente siempre ha existido la voluntad y la fuerza del comité para mantenerse durante tantos años unidos, comprar el terreno, sufrir una serie de dificultades, pero llegar finalmente a un proyecto emblemático como éste”.
Los vecinos son los más contentos y es lógico, considerando la gran cantidad de años que debieron esperar para concretar esta sentida aspiración.
En ese sentido, María Isabel Poblete dijo estar agradecidos del apoyo municipal, así como de la empresa Vallemar que les ha acompañado en este proceso. “Realmente nosotros casi habíamos perdido las esperanzas, pero recibimos el apoyo de la municipalidad, así como de don Fernando Jara, que nos han apoyado muchísimo y vemos que por fin nuestras casas están a punto de ser terminadas”, dijo la vecina. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *