160 niños asisten a Centros de Atención para Hijos de Temporeras en San Felipe

Felices están los 160 niños y niñas beneficiarios del programa de atención a hijos de mujeres temporeras, que están asistiendo a los centros ubicados en el Liceo San Felipe y las Escuelas de Algarrobal y Curimón. Junto a sus tíos y tías, los niños y niñas desarrollan diversas actividades, la mayoría con fines recreativos, aún cuando también se busca aportar a su formación.
Acompañado del Seremi de Desarrollo Social Tomás Ochoa y de la gobernadora Patricia Boffa, el alcalde Jaime Amar visitó el centro de atención ubicado en el Liceo San Felipe, oportunidad en la que compartió con los pequeños.
La autoridad destacó el esfuerzo que hace el municipio para la ejecución de este programa, que permite que muchas mamás puedan trabajar durante la temporada estival, a sabiendas de que sus hijos están en buenas manos y mejor aún, que lo están pasando muy bien.
“Este es un verano en que los niños lo van a pasar muy bien, con piscina, bailando, entreteniéndose, y realmente para nosotros es una motivación muy especial. Acá hay una inversión importante que se hace a través de aportes del Ministerio de Desarrollo Social, de la Junaeb, del IND y lógicamente del municipio, que realiza una inversión cercana a los 11 millones de pesos”, indicó el alcalde Amar.
Respecto del trabajo que realizan los niños, la profesional a cargo de la coordinación de esta iniciativa, Patricia Lolas, señaló que este año se ha incorporado a distintos programas municipales como SENDA – Previene y OPD, a fin de que se trabajen algunos temas de interés para la infancia, como es la prevención temprana del consumo de drogas y la promoción de los derechos.
Junto a todas las actividades deportivas y lúdicas, se suma también la concurrencia de los niños, dos veces por semana, a la nueva piscina del Estadio Fiscal, sumándose también la posibilidad de que a contar de febrero, puedan acudir a clases de natación.
“Cada centro dos veces por semana, sale al Estadio Fiscal. En la mañana tienen escuelas deportivas que comprenden una escuela de escalada, voleibol, hándbol, fútbol, y luego en la tarde, pueden disfrutar de la piscina. En el mes de febrero, durante los primeros 15 días, los niños tendrán la posibilidad de asistir a una escuela de natación, cincuenta niños de los tres centros, podrán aprender a nadar”, precisó Patricia Lolas.
Según señaló la profesional, la evaluación que hasta ahora se puede hacer de los centros es muy positiva, ya que se ha logrado la cobertura definida, de 160 niños y no hay cupos disponibles, en tanto que se está cumpliendo el propósito de hacer que las vacaciones para los niños, sean realmente entretenidas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *