Escuela 21 de Mayo se destaca en prevención del consumo de drogas y alcohol

Establecimiento educacional fue seleccionado entre sólo tres de la región para evaluar experiencia que busca anticiparse a problemas que afectan ambientes educativos

 

Sólo tres establecimientos educacionales de la región fueron seleccionados por el Servicio Nacional para la Prevención del Consumo de Drogas y Alcohol (SENDA) para conocer su experiencia preventiva en ambientes educacionales. Entre ellos se encuentra  la Escuela 21 de Mayo en San Felipe.

 

Así lo dio a conocer Manuel Araya, director de este establecimiento educacional, quien señaló que esta selección tiene directa relación con el trabajo preventivo que se viene haciendo a través del Sistema Chile Previene en la escuela, implementado por SENDA Previene y que cuenta con la participación de diferentes representantes de la comunidad escolar.

“Para nosotros es una oportunidad el poder contar con un programa de esta naturaleza, porque tendremos una intervención que se inició durante el presente año y culmina recién el 2015, la que está a cargo de una gestora, quien además de visitar el colegio de manera regular articula voluntades para impulsar un trabajo preventivo que no sólo aborde el tema del consumo de drogas y alcohol, sino también de otras problemáticas que pueden darse al interior de los colegios”, destacó el director.

 

En este sentido, la gestora del Sistema Chile Previene en la Escuela, la asistente social, Daniela Araya, detalló que la evaluación de la experiencia preventiva de la Escuela 21 de Mayo estará a cargo de la consultora “Asesorías para el Desarrollo”, lo que busca ver en la práctica cómo se desarrolla esta intervención que tiene como propósito prevenir el consumo de alcohol y drogas, la violencia escolar y disminuir los niveles de deserción escolar, dependiendo de las necesidades de cada escuela.

 

“En este caso la escuela elegida para la evaluación es 21 de Mayo, pero también es necesario destacar que junto con ésta, las escuelas Manuel Rodríguez y Bernardo O’Higgins se encuentran participando del mismo proceso, con el propósito de certificarse como establecimientos que se destacan en la labor de prevenir este tipo de problemáticas al interior del colegio y con la participación de la comunidad escolar en su conjunto”, señaló Araya.

 

Además, la asistente social destacó las posibilidades de mejora a la que pueden acceder los establecimientos educacionales que participan del programa, pudiendo participar en capacitaciones sobre temáticas preventivas dirigidas a los diferentes estamentos de la comunidad escolar, pues el objetivo a largo plazo es que cada escuela o colegio cuente con un plan de prevención que se ajuste a sus necesidades y pueda continuar ejecutándose de manera permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *