Investigan caso de menor atendida en Cesfam Curimón que debió ser derivada a Valparaíso

Pequeña de 7 años ingresó al centro de salud presentando infección en una muela, siendo derivada inmediatamente a un establecimiento de mayor complejidad.

 

Preocupada se mostró la directora de Salud Municipal, Pamela Herrera, por el caso de una niña de 7 años que ingresó al Cesfam de Curimón afectada por una infección en una muela, y que debió ser derivada de inmediato a un centro asistencial de mayor complejidad, producto de su delicado estado de salud.

La menor concurrió al Centro de Salud de Curimón presentando un diagnóstico preliminar de flegmón (cuadro infeccioso), por lo que se resolvió que fuese derivada al Hospital San Camilo. En el establecimiento asistencial fue atendida por especialistas que, debido a la complejidad de su estado, decidieron enviarla a Valparaíso, donde la niña permanece internada.

Consultada la directora de Salud Municipal Pamela Herrera, señaló que este jueves solicitó a la directora del Cesfam Curimón, un completo informe acerca de lo acontecido. No obstante, en el transcurso de la mañana recibió a Carlos Martínez Veas, abuelo de la pequeña que se atendió en el contexto del programa dental, quien le manifestó su preocupación por esta situación.

“La niña fue derivada al Hospital San Camilo, por una inflamación en uno de sus molares. En ese centro fue intervenida y debido a complicaciones de su estado fue derivada al Hospital Gustavo Fricke. Nosotros como atención primaria lo que hicimos fue atenderla, mientras que yo he pedido tres cosas en cuanto he tomado conocimiento de esto: he conminado a la directora del establecimiento a que me haga una descripción por escrito de cuál fue el procedimiento clínico que se efectuó, que me haga llegar la ficha clínica y la ficha odontológica”, señaló Pamela Herrera.

En segundo término, la directora de salud señaló que actualmente cuentan con una odontóloga que está auditando casos, a quien se le ha pedido que audite particularmente este caso, con resultados que se puedan obtener al más breve plazo.

“En tercer lugar me he comprometido con don Carlos Martínez, a tenerlo al tanto lo mejor y más rápido posible”, dijo Pamela Herrera, quien recordó que a partir del 1 de Octubre, y a propósito de la puesta en vigencia de la Ley de Deberes y Derechos de los Pacientes, los centros de salud tienen el deber de informar a los familiares, tutores o apoderados de los pacientes, sobre todo lo que acontece con ellos.

La profesional formuló un llamado a los equipos de salud municipal, para que recuerden que si bien están sometidos al stress que implica que cualquier cosa puede complejizarse, deben proceder con el mayor rigor clínico, teniendo presente que la gente cuando acude a los establecimientos, lo hace en busca de sanación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *