Alcalde Patricio Freire visitó centro para hijos de mujeres temporeras

Este lunes 7 de enero comenzaron a funcionar en distintos establecimientos educacionales, tanto del sector rural como urbano, los Centros de atención para hijos de mujeres temporeras, una iniciativa que está coordinada por el Ministerio de Desarrollo Social y que es ejecutada e implementada a través de la Municipalidad de San Felipe.

Los centros están ubicados en tres sectores estratégicos de la comuna, ya que se buscar dar atención a un importante número de niños. Así, los lugares donde están operando son la escuela Carmela Carvajal de Prat en Curimón, que tiene un cupo para 40 niños, la escuela Heriberto Bermúdez en Algarrobal, que cuenta con un cupo de 50 beneficiarios, y el liceo Corina Urbina que tiene una capacidad para 70 niños, todos entre 6 y 12 años de edad.

Este martes el Alcalde Patricio Freire se trasladó hasta el centro ubicado en el sector de Algarrobal, para compartir con los pequeños, donde señaló que estos centros no son la extensión del colegio, sino que su objetivo está ligado a entregar a los niños que no tienen la posibilidad de salir de la ciudad por el trabajo de sus padres en distintos rubros una vacaciones entretenidas.

“En el caso de Algarrobal son 50 niños que van a estar en este programa, quienes junto a los monitores que pone la Municipalidad y el IND a los niños los van a tener entretenidos, van a tener desayuno, almuerzo y unas buenas onces, a lo que se suma la posibilidad de trasladarse a la piscina dos veces a la semana”, dijo el jefe comunal.

Estos centros cuentan con la atención integral de los niños y niñas de lunes a viernes, desde las 8:30 horas y hasta las 17:30 horas, tiempo durante el cual a los niños participantes se les entregará desayuno, almuerzo y once, que otorga la JUNAEB, todo balanceado de acuerdo a sus edades y actividad física.

Cada centro cuenta con un encargado que es el responsable de los niños y niñas y del recinto en general, el que está acompañado de un equipo multidisciplinario del área psicosocial que contrató el municipio, a los que se suman profesores de educación física que aporta el IND, además de un auxiliar de aseo en cada centro que contrata el municipio.

“La idea es entretener a los niños mientras sus madres trabajan, que estén seguros y que reciban la alimentación que corresponda”, agregó el Alcalde Freire.

Para hacer más amena la estadía de los niños en estos centros, cada uno de ellos cuenta con una planificación semanal por temáticas a trabajar, como por ejemplo la ecología.

En tanto en el mes de febrero cincuenta pequeños elegidos entre los tres centros participarán de un curso de natación, siendo esta una motivación especial para que los niños durante su estadía demuestren respeto, buen comportamiento y que participen en las distintas actividades que se realizan al interior de los centros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *