Municipio de San Felipe busca certificarse desde el punto de vista medioambiental

La Municipalidad de San Felipe está en proceso de buscar su certificación medioambiental, que se trata de un sistema que permite a los municipios instalarse en los territorios como modelo de gestión ambiental local y que debe trascender a los servicios que presta, la infraestructura y los procedimientos internos que deberán integrar el factor ambiental en su quehacer habitual.

Un aspecto de suma importancia para el coordinador  de la Dirección y Protección del Medioambiente (DIPMA), Oscar Marín, puesto que, a su juicio, cada día se observa de parte de la comunidad la necesidad de avanzar en integrar los aspectos medioambientales en todos los elementos de gestión, y es así que el municipio de San Felipe quiere ser pionero en este aspecto, de acuerdo a las directrices que ha entregado el Alcalde Patricio Freire.

El hecho de que un municipio se encuentre certificado medioambientalmente significa un plus para poder optar a fondos y en general a distintos proyectos, a lo que se suma crear una conciencia ambiental al interior de la Municipalidad, específicamente entre sus funcionarios, ya que esta certificación va dirigida hacia los trabajadores de la corporación edilicia y su forma de operar.

Sin embargo, esta certificación también repercute a los vecinos, ya que en una primera fase se compone un comité ambiental municipal y otro comunal, donde se establece la participación de la comunidad, dentro de este proceso de certificación.

En estos momentos la Municipalidad de San Felipe se encuentra en proceso de postulación, y se esperan los resultados para fin del mes de marzo o principio de abril. De ser positivo el resultado, se podría comenzar con la primera fase que ya se encuentra estructurada y el camino ya está avanzado.