Plan Regulador avanza ahora hacia la quinta etapa de participación ciudadana

–       La propuesta, en la que en todas sus etapas ha participado la comunidad, será informada a todos los vecinos, de manera de recibir sus inquietudes y planteamientos

En una revisión de la Cuarta Etapa, que corresponde a la propuesta que se piensa presentar a la comunidad, y próximos a entrar en la quinta fase, se encuentra el Plan Regulador de San Felipe. Esto luego que el Alcalde Patricio Freire le encomendó al secretario de planificación de la Municipalidad de San Felipe Salim Rabí, que con su experiencia como urbanista desarrollara una propuesta de ciudad acorde con lo que espera el edil.

El Plan Regulador Comunal es un instrumento de planificación que orienta, fomenta y regula el desarrollo urbanístico del territorio comunal, en especial de sus centros poblados y sus sistemas de espacios públicos y tiene como base el plan de desarrollo regional y el plan comunal de desarrollo. Sus disposiciones son elaboradas por los municipios y se refieren a la estructuración del sistema de centros poblados de la comuna, al límite urbano, la infraestructura, la vialidad, sistema de aguas lluvias y causes naturales, áreas verdes y equipamiento de nivel comunal, la zonificación y el establecimiento de condiciones para la ocupación del territorio comunal, entre otros aspectos.

En la comuna de San Felipe, la propuesta para el Plan Regulador ha avanzado hasta una cuarta etapa, instancia donde se realizó una revisión extendida del documento ya que se hacía necesario realizar varias precisiones y profundizar algunos temas que eran estructurales del desarrollo urbano de San Felipe.

Por estos días se está llegando a término de esa revisión y a mediados de abril se podría contar con una propuesta revisada y así entrar a una quinta etapa, que dice relación con el proceso de aprobaciones, y donde existe un componente muy importante de participación ciudadana, que será mucho más contundente del que ha existido hasta ahora de parte de los vecinos.

En esta fase que se aproxima, la comunidad podrá conocer hacia donde debería apuntar la comuna de San Felipe, que según la propuesta que se está elaborando debería ser una ciudad intermedia, que tiene que responder a ciertos desafíos nuevos y a un cambio de escala, un punto muy importante a juicio del Secplac, Salim Rabí.

“San Felipe está presionado en este minuto, no sólo por sus necesidades internas, de tener más áreas recreativas, de tener subcentralidad, de tener áreas de localización de equipamiento, sino que está presionado por demandas externas que tienen que ver con el rol que juega a nivel regional y por otro lado, con las demandas que tiene la región en general, en materia vial por ejemplo. Entonces, el Plan Regulador tiene que hacerse cargo de demandas internas y externas hacia la zona urbana”, manifiesta Rabi.

En ese sentido la propuesta es que San Felipe se consolide como una ciudad intermedia, que tenga una identidad que ha sido denominada “rur-urbana”, donde lo urbano no es un territorio autónomo, ni aislado de su contexto, sino que por el contrario, está cualificado por el contexto, en este caso por la ruralidad circundante.

“Entonces queremos en el fondo que lo rural genere una atmósfera urbana y que no haya un corte abrupto, como un límite entre lo que es territorio urbano y lo que es territorio rural, sino que al contrario haya una interpenetración, de manera que lo urbano prolongue de algún modo la atmósfera al interior de la ciudad y al contrario, que lo rural tenga una continuidad con lo urbano”, explica el urbanista.

SECTOR CÉNTRICO

Respecto del sector céntrico, la propuesta de Plan Regulador recupera todos los componentes patrimoniales de San Felipe en general y en particular el casco histórico que es patrimonial, no sólo en su modelo, sino también en su arquitectura.

“Entonces la primera cuestión es reconocer el capital patrimonial que tenemos, vale decir, los inmuebles que contienen pilares de esquina son reconocidos como inmuebles de conservación histórica, lo que es un valor cultural y que puede dar origen a una serie de otros resultados, puede ser parte de un ruteo turístico. Fuera del valor patrimonial que tienen puede haber un plus en ese sentido”, dijo Rabí.

Además a juicio del Secretario de Planificación existen ciertas estructuras patrimoniales que no deberían perderse, como por ejemplo, la relación que tiene la Plaza de armas con la calle Prat, que es un conjunto patrimonial continuo, que va desde la Catedral hasta la calle Traslaviña. Eso a juicio de Rabí debería reconocerse como una zona de conservación histórica y preservarse para el resto de las generaciones. Lo mismo sucedería con la calle Riquelme y las alamedas. “Es decir, asegurarse que estos elementos, que son estructurantes de la identidad, no se pierdan con el pasar del tiempo y que, al contrario, sirvan de plataforma para la nueva ciudad”, sostuvo Rabí.

La propuesta además plantea el repoblamiento del centro, sin perder eso sí, la identidad patrimonial.

ÁREAS VERDES

El plan regulador además contempla las áreas verdes, lo que permitiría contar con elementos verdes de estructuración urbana, es decir parques, corredores públicos verdes y ciclovías. “Está la propuesta de tres o cuatro grandes parques que harían de estructura de los espacios públicos”, sostiene Rabí.

Entonces está la zona de los humedales que se piensa como un parque ecológico, el sector del Palacio de Quilpué, que es un espacio de conservación histórica, pero también tiene un potencial de parque urbano importante, a lo que se suma el sector del estadio fiscal que se debe reforzar como parque por el bode del río y la Escuela Agrícola, que se plantea como un gran parque recreativo urbano, que provea de un área verde significativa y por otro lado que sea un centro de equipamiento importante.

PARTICIPACIÓN CIUDADANA

Toda esta propuesta es la que será dada a conocer a la comunidad, para conocer la opinión de los vecinos y que ellos puedan realizar sus observaciones, como una forma de construir la comuna entre todos en la quinta etapa del desarrollo del Plan Regulador.

“Estamos viendo cómo estructurar la participación de la comunidad, con el tiempo suficiente de discusión y así legitimado por la ciudadanía. Es un tema claro y pensamos que estamos haciendo una oferta de calidad, pero esa oferta no está cerrada, porque en el fondo es una base de discusión. Entonces tenemos que ir a La Troya, a San Rafael, a Almendral, hacia los agentes públicos y privados y tener un dialogo en torno del desarrollo de la ciudad”, puntualizó Rabí.

Lectura de foto: La propuesta, que se está trabajando plantea, como se aprecia en la imagen, la recuperación del sector céntrico y la creación de ciclovías y áreas verdes (en color verde), convertidas en grandes parques en varios sectores de la comuna, una necesidad que ha sido planteada por los vecinos de San Felipe.