Cientos de personas se manifestaron en Curimón por la Defensa del Agua en Aconcagua

Alrededor de 300 personas llegaron hasta el sector de Curimón en horas de la mañana del sábado para participar en la manifestación por la Defensa del Agua en Aconcagua, un acto convocado por la Junta de Adelanto de este sector de San Felipe y donde se hicieron presentes algunas de las autoridades de la zona.

La actividad comenzó pasadas las 10 de la mañana, luego que agrupaciones ambientalistas y la comunidad en general llegaran marchando desde San Felipe y Los Andes, quienes fueron recibidos por vecinos de Curimón.

En la plaza de ese sector se había levantado un escenario, desde donde el vicepresidente de la Junta de Adelanto, Claudio Pantoja, agradeció la convocatoria y el presidente de la entidad, Ricardo Figueroa, comenzó haciendo un llamado a defender el agua de Aconcagua.

El Alcalde Patricio Freire fue el único jefe comunal que asistió al acto y en su intervención llamó a las autoridades a nivel central a ver la real situación que existe en la zona, señalando que el agua se está acabando, una realidad, que a su juicio, afectará sobre todo a las futuras generaciones.

“Nos estamos secando, queremos entregarle el agua a otros sectores río abajo y resulta que la caridad empieza por casa. Es demasiada compleja la situación de esta zona, hay muchos sectores agrícolas, el caso de Barrancas, el caso de los sectores más bajos de San Felipe, que están sin agua, los pozos están secos”, dijo Freire.

El jefe comunal destacó la convocatoria del acto, señalando que la preocupación por la falta de agua en el valle es transversal y no ve colores políticos, ya que se trata de un problema de todos los vecinos.

El Alcalde dijo además que la idea no es sólo entregar críticas a la situación que se vive actualmente, sino también entregar soluciones, por lo que la próxima semana se conformaría la mesa de trabajo con el Subsecretario Rodrigo Ubilla. En ese sentido dijo que entregarán antecedentes de la forma de trabajo que utiliza la empresa minera en el norte del país, donde se extrae agua de mar para los procesos mineros, una realidad que a juicio del edil podría repetirse en Aconcagua y así dejar el agua pura para la gente y los agricultores del valle.

En el acto también intervinieron los diputados Gaspar Rivas y Marco Antonio Núñez, los concejales Mario Sottolichio y Ricardo Covarrubias y los voceros de las agrupaciones ambientalistas, tanto de Aconcagua como de comunas como Quillota y Puchuncaví, sectores donde han vivido la misma situación.

La marcha se realizó en completo orden, con una importante presencia policial, obligando a muchos de los asistentes a llegar caminando hasta el sector de la plaza de Curimón.