Problema histórico de anegamiento de calle Portus comienza a quedar atrás con cambio de tubería

Con el objetivo de solucionar el problema histórico que por años se ha presentado en la calle Portus, entre Chacabuco y Carlos Condell, y que ha afectado la calidad de vida de los vecinos que viven en el sector, este lunes comenzaron a ejecutarse los trabajos de limpieza del atravieso e instalación de una nueva tubería para evitar la acumulación de agua en la calle.

Por años los vecinos tuvieron que soportar que tanto en verano y especialmente en invierno el agua que se acumulaba en la berma, generando problemas para quienes viven en esa calle y a quienes transitan por el sector, ya que el paso imprudente de los vehículos hacían que se mojaran las viviendas y las personas.

Esa situación llegó a su fin este lunes, cuando funcionarios municipales se trasladaron hasta el lugar y comenzaron a romper el pavimento, para en un principio sacar el agua estancada en el ducto de evacuación de aguas lluvias y luego instalar una tubería, la que se encontraba rota y no dejaba pasar el agua hacia el canal que se ubica en la avenida Chacabuco.

“Estamos cambiando la tubería que está obstruida en el centro, está rota, lo cual impedía la evacuación normal de las aguas lluvias o las aguas que se apozan en el sector de la calle Portus. Esta es una obra definitiva, que no es barata, contamos con los permisos de Serviu para poder intervenir la Alameda Chacabuco y un tremendo esfuerzo económico que está haciendo el municipio para solucionar en forma definitiva el problema que afecta a los vecinos”.

Los trabajos, que se espera que continúen durante la semana, significan una inversión de alrededor de tres millones de pesos, recursos que son municipales, obtenidos a través del fondo de emergencia.

Los vecinos del sector agradecieron los trabajos, ya que por años se vieron afectados por el agua que se estancaba en esa arteria.

Isabel Magna dijo que tenían la esperanza que el Alcalde Patricio Freire se preocupara de las calles centrales, un compromiso que efectivamente se está cumpliendo.

“Contenta, feliz, porque tengo la puerta en malas condiciones, la calidad de vida era mala, pasamos todo el verano con este anegamiento, no había un día que no tuviésemos agua, mis clientas no podían llegar, realmente estamos muy contentos y muy agradecidos”, dijo la vecina.

Luis Sandoval dijo que desde la década del 70 que se viene repitiendo la misma situación y las autoridades no habían entregado ninguna solución.

“Habíamos hecho empeño de destapar y no se podía y nadie nos hacía caso, el agua se entra a la casa, estamos contentísimos que se hubieran acordado de nosotros”, dijo don Luis.