Trabajos en villa El Totoral buscan terminar con problema histórico de anegamiento del sector

Luego de la compleja situación vivida por los vecinos de la villa El Totoral hace unos días, debido al sistema frontal que afectó a la zona y donde parte de este sector sufrió inundaciones, esta semana la Municipalidad de San Felipe realizó varios trabajos enfocados a evitar que se produzca nuevamente esta situación, que afecta la calidad de vida de los residentes.

La inundación del sector es una situación que los vecinos han tenido que soportar año tras año, debido a la forma en que fueron construidos los departamentos.

Este año no fue la excepción y constituyó una de las situaciones más graves que el municipio tuvo que afrontar, y eso porque los departamentos no se construyeron a nivel de los pavimentos, sino en declive, lo que genera que el agua lluvia no escurra.

La compleja situación significó que durante el temporal el Alcalde Patricio Freire se trasladara al lugar y con el equipo de emergencia del municipio tomaran algunas medidas inmediatas, lo que permitió que el agua apozada y que inundaba el lugar, escurriera hacia un predio cercano.

Días después un equipo de trabajo del municipio, encabezado por el Administrador Municipal, Patricio González, se trasladó al lugar por petición de los dirigentes de la villa y se reunió con los vecinos, algunos bastante molestos, por una situación que ellos mismos califican como histórica y que dicen estar cansados de vivir todos los años cuando llueve.

Tomando en cuenta todos estos antecedentes, el Municipio estableció la construcción de un canal, por el costado del último edificio de la villa, que fue diseñado para recibir toda el agua lluvia que caiga en el sector en los próximos sistemas frontales que se puedan producir en la zona, y así evitar que el agua no se apoce en los primeros pisos.

“Se hizo con niveles, una especie de topografía, una retroexcavadora intervino y se hizo el canal, y en estos días hemos llevado el ripio que va a permitir que si se llega a acumular algo de agua sea de manera superficial y la gente pueda transitar igualmente”, dijo el Administrador.

Además se hacía urgente iluminar el sector, ya que varias luminarias se encuentran quemadas, por lo que el administrador se contactó con Chilquinta,  quienes van a realizar los recambios correspondientes. A esto se suma la presencia de ramas de árboles que se encuentran tocando los cables eléctricos, lo que podría generar problemas a los vecinos. Ante esta situación Chilquinta se comprometió a realizar las acciones necesarias para solucionar esa situación.

La idea del municipio además es realizar en ese lugar un trabajo mucho más amplio, que permita mejorar el sector y que los vecinos vuelvan a recuperar los  espacios públicos, como una forma de que sean sectores de encuentro entre los residentes de este sector y que este sea el último invierno que tuvieron que vivir los anegamientos.