Albergue municipal opera en su máxima capacidad en días de bajas temperaturas en la zona

Los grados bajo cero que se han sentido en las últimas madrugadas en la comuna de San Felipe, han significado que el albergue que mantiene la Municipalidad de San Felipe y que acoge a las personas en situación de calle se encuentre en su máxima capacidad.

Hasta la casa que se ubica en calle Riquelme N° 59 han llegado unas 23 personas, varias más de la capacidad que tenía originalmente la casa de acogida, situación que se debe principalmente por las bajas temperaturas que se han sentido en el valle de Aconcagua, con varios grados bajo cero y que han obligado a las personas en situación de calle a refugiarse en un lugar abrigado, donde cuentan con una cama seca y comida caliente.

El albergue está a cargo de un equipo de profesionales multidisciplinario, que se encarga de atender las necesidades de estas personas, que viven normalmente en la calle y que en algunos casos no tienen familiares que los acojan.

“Las personas están contentas, tenemos distintos tipos de estructuras metodológicas para trabajar con ellos y desarrollamos intervenciones psicosociales y con eso generamos un aporte y un desarrollo a la población que acogemos en este lugar”, dijo Pablo Silva, director de Desarrollo Comunitario.

Además en los próximos días se comenzará a desarrollar el programa Ruta Noche, iniciativa que contempla el recorrido de la ciudad para ayudar y acoger a los vecinos en situación de calle.