Proceso de restauración de la Iglesia y del Museo Buen Pastor ya se encuentra en marcha

Una visita a las obras de restauración que se están realizando desde la primera semana de diciembre en la Iglesia y el Museo Buen Pastor, realizó en horas de la tarde de este miércoles el Alcalde Patricio Freire acompañado del Consejero Regional Eduardo León.

El jefe comunal recorrió las instalaciones, donde se están realizando las obras de restauración del museo y la Iglesia que presentan daño estructural, además de las áreas verdes y los  corredores, y que buscan poner en valor lo que era este inmueble,  con trabajos que contemplan la eliminación de los elementos que fueron incorporándose en el transcurso del tiempo y no tienen que relación con la estructura, para luego estabilizar los muros de adobe, donde se instalará una geomalla y un relleno de la aislación en medio de los tabiques, para finalmente realizar las terminaciones.

“La idea es respetar la técnica, los materiales, se mantiene el adobe, aquí no se trata de incorporar elementos nuevos, los que se incorporan quedan escondidos porque son estructurales, como vigas de acero, pero lo que es Iglesia y el resto de las dependencias se respeta el material con que fue construido originalmente este inmueble que es monumento además, ya que es parte del requisito del programa no incorporar otras cosas de las que estamos trabajando acá”, señaló Rodrigo Pereira, director regional de la Dirección de Arquitectura del Ministerio de Obras Públicas.

Por estos días las instalaciones están siendo desarmadas y en una primera etapa se están sacando los materiales que fueron incorporándose en el transcurso del tiempo por la gente y que no tenían que ver con la estructura en general.

“Este tipo de obras generalmente son una caja de sorpresas, porque no sabes que es lo que hay entremedio de los muros, puedes especificar que la tabiquería se mantiene pero destapas todo y te das cuenta que todas sus partes pueden estar podridas y hay que cambiarlo todo, pero se trabaja con la madera que está acá”, enfatizó Pereira.

El Alcalde Freire recorrió las instalaciones y destacó la importancia del inicio de los trabajos, que una vez terminados permitirán a los vecinos visitar este patrimonio de San Felipe.

visita buen pastor (2)

“Contento de que empiece esta gran obra, que se inició los primeros días de diciembre con la entrega a la empresa que realizará la restauración de este monumento y así podremos recuperar este patrimonio, a lo que se suma la inversión de dos mil 500 millones de pesos, por ello agradecer a los Consejeros Regionales, Eduardo León, Iván Reyes y Nelson Contador porque ellos han sido importantes en lograr estos recursos para recuperar nuestro patrimonio”, dijo el jefe comunal

Aunque originalmente el proyecto lo iba a realizar el Ministerio de Obras Públicas, finalmente la iniciativa fue financiada a través del Gobierno Regional, luego de la gestión de los Consejeros Regionales Eduardo León, Iván Reyes y Nelson Contador que lograron los recursos  necesarios para poner en marcha las obras. En tanto la empresa a cargo de las obras es Pio V, la misma que estuvo encargada de la restauración de la Gobernación de Los Andes.

“Estoy muy contento porque este proyecto pasó por el Gobierno Regional, en un momento dado se sacó la inversión del MOP y nosotros los tres consejeros de la provincia de San Felipe logramos darle financiamiento, así que termino mi período muy contento, viendo esta gran obra, que espero que a fines del 2014 esté terminada”, dijo Eduardo León.

Muy feliz también se mostró la directora del Museo, la hermana Eliana Letelier por el inicio de las obras, destacando la rapidez con la que se ha  avanzado.

“Nos vamos reuniendo semanalmente para ir viendo juntos cómo va el desarrollo de las obras y las preguntas que se pueden plantear también con relación al trabajo”, dijo la religiosa.

Una vez que terminen los trabajos de restauración, el lugar contará con el Museo y la Iglesia totalmente restaurados, además de un restaurant y sectores para talleres, es decir la idea es convertirse en un centro cultural abierto a la comunidad de Aconcagua.