Alcalde Freire comparte con niños y niñas que fueron parte de proyecto ejecutado por programa Barrio en Paz Residencial

El viernes recién pasado culminó en la villa Santa Brígida un trabajo que comenzó el año 2011, con alrededor de 50 niños, niñas y adolescentes, de la unidad vecinal N° 13 de San Felipe, y que contempló la ejecución de un proyecto psicosocial que consistió en fortalecer los factores protectores y disminuir los de riesgo para ellos.

Desde ese año se realizó un trabajo con las familias, en el ámbito escolar y con los grupos de pares de estos niños, lo que permitió lograr los objetivos propuestos por el proyecto, una cultura de la prevención.

“Esperamos que en unos años más ellos tengan una mejor calidad de vida y puedan tener un espacio en la sociedad”, señaló Alexis Guerrero, coordinador del programa Barrio en Paz Residencial.

Durante todo este tiempo los profesionales pertenecientes al programa trabajaron con estos 50 niños en los distintos ámbitos de su vida, tanto familiar, como escolar y también con los pares, lo que a juicio de Guerrero ha permitido lograr revertir y mejorar los factores de riesgo.

“Son 50 los niños con que estamos trabajando y esperamos continuar con esta labor y seguir con ellos trabajando hasta que cumplan los 18 años y egresen del programa”, dijo Guerrero.

El viernes recién pasado el Alcalde Patricio Freire compartió con los niños, niñas y adolescentes una once, donde destacó el desarrollo de este programa, el que ha permitido trabajar con ellos el tema de prevención en distintos ámbitos y lograr buenos resultados.