Mesa territorial se reunió con Concejo Municipal y Círculo de Profesionales de la Construcción en el marco del Plan Regulador

Una serie de reuniones de trabajo ha estado realizando la mesa territorial, en el marco del Plan Regulador, lo que ha permitido ir avanzando en este documento maestro que tiene como objetivo ordenar el  territorio de manera consensuada en para lograr el desarrollo de la comuna.

El martes de esta semana la mesa territorial desarrolló una reunión de trabajo con el Concejo Municipal y el Círculo de Profesionales de la Construcción, quienes en su calidad de expertos realizaron algunas sugerencias a incorporar en el Plan Regulador.

“Esto fue muy fructífero porque pudimos desarrollar no solamente el ámbito del damero, que es un tema central para esta propuesta, sino también el desarrollo de otras áreas de la comuna, particularmente se trabajó en función de la generación de subcentros, es decir de espacios dentro de la comuna, que tengan una igualdad o equidad en el acceso a servicios, áreas verdes y a equipamiento”, explicó Claudio Paredes, Secretario de Planificación Comunal.

En la última sesión de trabajo se plantearon algunas observaciones, lo que a juicio del Secpla permitirá ir enriqueciendo el documento de planificación.

El documento que está trabajando la mesa territorial tiene tres ejes importantes, según explicó Paredes, que dicen relación con plantear una nueva dinámica en el sector céntrico, atrayendo mayor cantidad de vecinos que vivan en el damero central.

“Allí estamos planteando aumentar alturas, generación de alturas de 4,6 y 8, pisos manteniendo siempre la morfología de San Felipe que es de fachada continua. No se está planteando no respetar la visión del ciudadano, en cuanto a violentarla desde el punto de vista de generar un edificio que parezca un frontón, lo que se está planteando es hacia atrás, crecer hacia los corazones de manzana, de manera de no solamente contar con servicios de mejor calidad, sino también de viviendas que puedan atraer al centro a grupos de profesionales, personas de mediana edad y adulto mayor”, sostuvo Paredes.

Actualmente en el sector céntrico, es decir en el damero fundacional no viven más de mil 500 personas, es decir no hay más de 700 hogares, lo que da cuenta del traslado de los vecinos hacia otros sectores de la comuna.

“Esto genera una ciudad insegura, después de las 10 de la noche transitar por el centro se hace inseguro, por eso queremos que viva gente en el centro y queremos respetar la ruralidad, es decir no comerle más terreno al mundo rural y agrario para expansión urbana y por eso estamos planteando este plan muy ambicioso e interesante”, manifestó el profesional.

Una vez terminada este periodo, el proceso contempla la participación ciudadana donde todos los vecinos de la comuna, a través de distintos espacios de discusión van a poder generar también sus observaciones. Esta etapa debería comenzar una vez que el Concejo se pronuncie sobre la propuesta técnica presentada por la mesa territorial, momento en que se contará con fechas más claras en el avance del proceso.