Calle Michimalongo ya cuenta con reductores de velocidad en el marco de programa que está desarrollando la Municipalidad de San Felipe

Cumpliendo un compromiso adquirido por el Alcalde Patricio Freire con los vecinos que viven en el sector de la calle Michimalongo, el municipio durante el mes de agosto terminó de instalar los resaltos en esa transitada arteria de la comuna de San Felipe.

Una de las características de esta calle sanfelipeña era la alta velocidad con la que transitaban los vehículos, lo que significaba un problema de seguridad para los vecinos del sector, según lo habían planteado a la autoridad comunal, especialmente para los niños que transitan por el lugar, situación que cambió radicalmente con la instalación de los resaltos, un proyecto que ejecutó el municipio y que forma parte de un programa que se continuará realizando en otros sectores de la comuna.

“Estos son cuatro resaltos que se construyeron acá, con una inversión aproximada de cuatro millones de pesos y que vienen con toda la señalización que corresponde a una vía de estas características, así que estamos muy contentos y es otro compromiso que realizamos con los vecinos”, dijo el jefe comunal.

Rosa es una de las vecinas que viven en el sector y se mostró feliz con la instalación de los resaltos y señaló que “como vivo en casa esquina me doy cuenta como era antiguamente el paso de los vehículos, ahora todos bajan la velocidad, ahora es muy seguro para los niños y para todos, por eso estamos muy contentos”.

Según explicó Claudio Paredes, Secretario de Planificación comunal, este es un programa que implementó el municipio, con una inversión de 22 millones de pesos en total y lo que busca es instalar reductores de velocidad en los distintos sectores de la comuna que lo necesitan y explicó que los resaltos los presenta y financia el municipio pero tienen un procedimiento de aprobación del Ministerio de Trasporte como de la Secretaría de Transporte.

Asimismo la autoridad señaló que la calle Michimalogo, que forma parte de la Circunvalación de San Felipe se encuentra con su diseño terminado y presentado por el Serviu al Ministerio de Desarrollo Social, con una posible ejecución de obras por 4 mil millones de pesos y el municipio está apostando a poder tener el próximo año la licitación de esta obra aprobada por el Ministerio de Vivienda.