No videntes invitan a sanfelipeños a “ponerse en su lugar”

Con la finalidad de sensibilizar a la comunidad acerca de las dificultades que enfrentan las personas ciegas en el día a día y que logran sortear con gran esfuerzo, dos sanfelipeños no videntes invitaron a vecinos y autoridades a “ponerse en su lugar” por un instante.

Así, fueron varias las personas –aunque más autoridades que vecinos- que se cubrieron la vista con una bufanda y, de la mano de estos no videntes y portando un bastón, realizaron un recorrido de algunos metros.

Se trata de una iniciativa que decidieron realizar María Gutiérrez y Manuel Galdames, quienes con el apoyo de la Oficina de la Discapacidad, con la idea de lograr que la comunidad sanfelipeña comprenda lo complejo que es el proceso que ellos deben vivir para salir adelante, pero más aún, para que comprueben también la indolencia de muchas personas que se topan con ellos en la calle y no se sensibilizan frente a la discapacidad que tienen.

FOTO 2 - Pablo Silva

“Nosotros logramos salir adelante, pero no es un proceso fácil. Las personas que se ponen en nuestro lugar, logran comprender en parte lo que se vive, logran comprender la importancia que tiene para uno, por ejemplo, el uso de un bastón, pero son muy pocos los que se atreven a hacer este ejercicio”, señaló María Gutiérrez.

Manuel Galdames cuenta que para quienes padecen ceguera en el transcurso de su vida, la tarea es dura. En ese sentido, señala que junto a María se encargan de apoyar a quienes padecen ceguera, ayudándolos en el proceso y enseñándoles a enfrentar la vida y cosas tan comunes como caminar por la calle, con la ayuda de un bastón.

“A nosotros no hubo quien nos enseñara, pero nosotros como sabemos lo difícil que es, les enseñamos. El proceso no es tan terrible, uno logra salir adelante. Cuando desafiamos a la gente a hacer este ejercicio, lo que pretendemos es que las personas se pongan en nuestro lugar y que cuando se encuentren con un ciego, entiendan lo que vivimos”, señaló.

Entre las autoridades que se atrevieron a aceptar el desafío de ponerse en el lugar de las personas no videntes, figuran el gobernador Eduardo León, así como el administrador municipal, Patricio González, que incluso realizó el recorrido de ida sin la ayuda del bastón y guiándose solo con la ayuda de Manuel Galdames, así como el Director de Desarrollo Comunitario Pablo Silva, quien comentó que en su época universitaria debió realizar un ejercicio similar, lo que le permitió una mayor sensibilidad frente a la discapacidad que afecta a estos vecinos.