Alcalde Patricio Freire inspecciona obras de pavimentación en Quebrada Herrera y Curimón

  • Autoridad destacó que en distintos puntos de la comuna se están ejecutando proyectos de pavimentación participativa de Serviu, gracias a inversión histórica gestionada por el municipio.

Hasta la Villa Curimón primero y luego a Quebrada Herrera, llegó el alcalde Patricio Freire para efectuar una visita inspectiva de las obras de pavimentación de calles y pasajes que se están ejecutando en estos sectores, en el marco del Programa de Pavimentos Participativos de Serviu.

Se trata de proyectos que forman parte de una inversión histórica que está realizando el Servicio de Vivienda y Urbanismo, a propósito de las diversas gestiones realizadas en su oportunidad por el alcalde Patricio Freire, y que derivaron en la aprobación de más de dos mil millones de pesos para financiar el mejoramiento de calles y pasajes en distintos sectores poblacionales, muchos de los cuales por años esperaban asignación de fondos.

El alcalde Freire, al visitar las obras de Villa Curimón, señaló que “los vecinos hacen sus apuestas y nosotros como municipio hacemos el proyecto y las gestiones para apuntar a una mejor calidad de vida. Este proyecto en particular, representa una inversión de 280 millones de pesos, aproximadamente, que permitirá intervenir 5 pasajes y una calle, involucrando sobre 700 metros lineales de pavimento”.

pavimentos (2)

En este mismo sentido, la dirigenta vecinal de la Villa Curimón 1, Mónica Castañeda, dijo que existe mucha satisfacción en el sector, porque este sector tiene una data de veinte años y ellos esperaban hace tiempo que se efectuara una intervención como esta. Destacó en este sentido que “los pobladores esperaron por años que se efectuara esta inversión y estamos todos felices porque se soluciona un problema que hace muchos años veníamos demandando”.

En Quebrada Herrera en tanto, el alcalde visitó el sector de Los Ciruelos, donde los pobladores expresaron su agradecimiento a la autoridad por el respaldo que les ha brindado el municipio y que se ha traducido no solo en la pavimentación de calles y pasajes, así como construcción de veredas, sino también en una intervención integral que permitirá avanzar también a una mejor calidad de vida.

Se trata de cambio de matrices de agua, para así no destruir con posterioridad el pavimento nuevo, con una inversión de 5 millones de pesos, así como el mejoramiento sustancial de las luminarias en el sector.

“Ya nos cambió la vida, yo era una de las más afectadas, porque vivo en la última casa y en invierno tenía un barrial enorme cuando llovía, así que ahora nos sentimos felices, porque tendremos una hermosa villa, más considerando que vamos a tener hartas mejoras, como las luminarias, y eso nos pone muy contentos”, señaló la dirigenta vecinal Lorena Pizarro.

La pobladora del sector agregó que “nosotros no estábamos en pañales como algunos decían, bastaba que nos abrieran las puertas y vinieran a ver lo que pasaba y eso hizo el alcalde Patricio Freire, que nos escuchó y respondió a nuestro llamado”.