Municipalidad de San Felipe asume dirección del Centro de la Mujer

  • Sernam delegó en un equipo multidisciplinario de la corporación edilicia sanfelipeña, liderado por la profesional Valeria Iturrieta, la responsabilidad de esta unidad, que tendrá cobertura provincial.

Ofrecer atención de carácter sicológica, social y jurídica, a mujeres que requieran apoyo a propósito de las problemáticas de violencia que enfrentan por parte de sus parejas, es el objetivo del Centro de la Mujer San Felipe, instancia que desde este año se encuentra bajo la responsabilidad de la Municipalidad.

El centro es dirigido por la profesional Valeria Iturrieta, ex integrante del equipo de la Oficina de la Vivienda, en quien el Alcalde Patricio Freire dijo confiar que realizará una labor interesante, no sólo desde el punto de vista del trabajo de protección de las mujeres, sino también en el área de la promoción con una mirada preventiva.

“Estoy cierto de que Valeria realizará un gran trabajo. Ella es una gran profesional que efectuó una labor importante en otra área municipal, por lo tanto confiamos en que esta labor permitirá abordar de manera responsable, seria y con una mirada solidaria, un tema sensible que nos preocupa como municipio, pues sabemos que en la comuna, como en la provincia, son muchas las mujeres que enfrentan situaciones de violencia física, sicológica, sexual y económica”, señaló el alcalde Freire.

Junto a Valeria Iturrieta, un equipo multidisciplinario integrado por un abogado, psicólogo y asistente social, se desempeñará en el Centro de la Mujer San Felipe, dispositivo de intervención especializado que tiene como meta, brindar atención a un mínimo de 200 mujeres.

“El objetivo de este dispositivo de intervención tiene que ver con contribuir a nivel local en la ejecución de políticas públicas vinculadas al trabajo con la mujer, perspectiva de género y violencia contra las mujeres, apuntando a desnaturalizar, atender y disminuir la violencia contra las mujeres, particularmente en las relaciones de pareja, a través de esta intervención de carácter sicosocial y jurídico, con la reparación que será trabajada por sicológo, la orientación jurídica y representación en actos legales por parte de un abogado y el apoyo de trabajadoras sociales”, señaló Valeria Iturrieta.

Una cobertura mínima establecida de 200 mujeres, es la que debe tener el Centro de la Mujer, el que hasta diciembre de 2014 dependía del Servicio de Salud Aconcagua, bajo una modalidad de demanda espontánea.

La profesional destacó que el trabajo se realiza de manera articulada, por lo tanto lo que se busca es fortalecer las redes con otros estamentos que tienen que ver con la atención de mujeres, en materia de su desarrollo, reparación y apoyo.

“En la línea de la atención, funciona en base a demanda espontánea, aún cuando se pueden hacer derivaciones de otras unidades o profesionales, ya que la articulación con las redes implica trabajar y desplegar estrategias para apoyar a las mujeres en temas de salud, empleabilidad y otros.

El Centro de la Mujer San Felipe está funcionando y existen varios casos que tendrá que tomar, dando continuidad al trabajo realizado por el Servicio de Salud Aconcagua, entidad que hasta diciembre de 2014 tenía bajo su responsabilidad este dispositivo.

Se ubica en la calle Traslaviña número 1242, en la comuna de San Felipe.