Directora de Salud Municipal entrega recomendaciones ante altas temperaturas

  • Enfermera Marcela Brito subrayó en la necesidad de evitar que los lactantes sean expuestos al sol.

Más de 35 grados ha sido la temperatura máxima que se ha registrado durante los últimos días y se espera que esta semana la tónica sea muy similar. Por ese motivo, la directora de salud municipal de San Felipe, Enfermera Marcela Brito, entregó recomendaciones a la comunidad para evitar que el intenso calor pueda afectar nuestra salud.

Una de los primeros consejos que dio la profesional, dice relación con la exposición al sol por parte de los niños y los adultos mayores, precisando que si bien desde el Ministerio de Salud se realiza una labor de difusión en la línea preventiva muy intensa, es posible apreciar a muchos niños con el torso descubierto y sin ninguna protección, en horarios que son críticos, como es entre las 11.00 y las 16.00 horas.

“El uso del protector solar debe ser permanente, mientras que en la piscina o en los balnearios la exposición solar debe ser interrumpida. Los lactantes por ningún motivo deben ser expuestos al sol, mientras que en el caso de los niños, lo ideal es el uso de los ‘enteritos’ o trajes especiales que tienen filtro UV”, señaló la directora municipal.

Manifestó que en el caso de los trabajadores que desarrollan sus actividades expuestos a los rayos del sol, como es el caso de aquellos que realizan trabajos agrícolas o los de parquímetros, es sumamente necesario que sus empleadores cumplan la normativa, pero que además asuman su responsabilidad desde el punto de vista del cuidado de sus empleados.

“Deben usar sombreros, deben contar con protector solar para que puedan aplicarse de manera permanente, es sumamente necesario que se protejan la zona posterior del cuello. La información la tenemos, pero el tema es concretarlo, pues el riesgo inminente de un cáncer de piel es real, está presente en cada uno de nosotros, sabemos que una exposición prolongada al sol, puede producir una enfermedad de estas características”, señaló Marcela Brito.

Añadió que en el caso de los papás, muchas veces tienden a pensar que con solo una vez que apliquen protector solar a sus hijos pequeños, es suficiente para cuidarlos de los rayos solares, situación que no es así. “Esto tiene que ser de forma permanente, recordando que si uno les aplica y ellos ingresan al agua, ya se desplazó buena parte de aquello, por lo que es necesario volver a aplicar, pero en general, no expongamos a los niños al sol, muchas veces están toda la tarde y es necesario cuidar su salud”, recalcó la directora municipal.

Respecto de los efectos más inmediatos de una exposición prolongada, dijo que la deshidratación es uno de ellos, sumado a la insolación como comúnmente se le denomina, lo que incluso en el área de salud puede ser considerado una negligencia inexcusable de parte de los padres, más aún considerando que saben los riesgos y la información está disponible.

Precisó que en caso de deshidratación o de enrojecimiento de la piel, más aún de fiebre, es necesario consultar con el médico, acudir al Cesfam o en casos más complejos concurrir al Servicio de Urgencias, con la finalidad de evitar que el cuadro que presentan, pase a mayores.