Seis escuelas rurales de San Felipe desarrollaron jornada de trabajo para delinear acciones en este 2017

  • Agrupados como “microcentros”, los establecimientos trabajaron en dos grandes ejes: Convivencia escolar y gestión pedagógica.

La Escuela Carolina Ocampo fue la sede donde seis escuelas rurales se reunieron para desarrollar la primera jornada de trabajo de este 2017 denominada como “microcentro”, organizado por la DAEM de San Felipe, ocasión en la que se planificaron y orientaron las acciones para el año, se actualizaron los conocimientos curriculares y didácticos y se reconocieron los principales desafíos de la enseñanza.

En esta ocasión, que también contó con el apoyo técnico de profesionales de la Dirección Biprovincial de Educación, se lograron identificar dos grandes ejes de trabajo, como son convivencia escolar y gestión pedagógica, los que tienen  relación con los planes de mejora para la educación municipal.

“Estos son los focos de mayor necesidad que hemos podido identificar y que aportan mucho más al trabajo diario de los docentes”, señaló Verónica Ossandón, coordinadora técnica de la DAEM de San Felipe.

La profesional destacó que esta modalidad de trabajo en red se viene realizando hace cuatro años, y que es una instancia para agrupar a las escuelas rurales.

“Este 2017 hemos dividido a las escuelas en dos microcentros y, como es la jornada inaugural, los  hacemos trabajar juntos para establecer las líneas de trabajo y, finalmente, enviar la información a la secretaría ministerial” sostuvo.

Estas jornadas están enmarcadas dentro de las acciones del Programa de Educación Rural, instancias que van en apoyo de los y las docentes en territorios rurales. Según explicó Osandon, el desarrollo profesional se sustenta fundamentalmente en el trabajo colaborativo y sistemático entre docentes o pares y en la difusión de buenas prácticas al sistema.

Ante esto, el director de la escuela Carolina Ocampo, Eduardo Gallardo, valoró la realización de este tipo de reuniones, porque permite “tener una primera instancia de acercamiento, conocimiento y planificación, ya que lo que hacemos, es planificar el trabajo para lo que queda del año. En estas jornadas podemos accionar e intencionar diversas motivaciones para aplicarla en aula con los estudiantes” sostuvo.

Las escuelas, además, fueron dividas en dos microcentros para focalizar los futuros trabajos. Por un lado están las escuelas Bucalemu, José Bernardo Suarez y Mateo Cokljat, mientras que el otro lo integran: las escuelas Heriberto Bermúdez, Carolina Ocampo y San Rafael.