Jardines infantiles municipales todavía tienen cupos disponibles

  • Familias interesadas en acceder a sus hijos para atención en establecimientos de educación pre escolar, deben presentar certificado de nacimiento, control de niño sano y Registro Social de Hogares

Un llamado a las familias de la comuna a aprovechar la oferta de cupos que todavía tienen disponibles en los jardines que la Municipalidad de San Felipe administra en alianza con Junji, formuló la directora del Jardín Almendritas Karen Salgado.

Según detalló la profesional, el Jardín de los Angelitos de la Villa Juan Pablo II, tiene cupos disponibles en los niveles de sala cuna mayor y sala cuna menor. Asimismo, el Jardín Los Pingüinitos, ubicado en las inmediaciones del Liceo de Niñas Corina Urbina, así como el Jardín Sol Naciente, ubicado en el Barrio Las 4 Villas, tienen disponibilidad en los niveles medio mayor y medio menor; mientras que el Jardín Burbujitas de Colores, tiene 8 cupos para el nivel de sala cuna menor, al tiempo que el Jardín Castillo de Colores tiene disponibilidad en el nivel de sala cuna menor.

Las familias interesadas en matricular a sus hijos en estos jardines infantiles – salas cuna, deben acercarse al plantel y presentar copia del certificado de nacimiento de su niño o niña, control de niño sano y registro social de hogares.

“Es importante el trabajo que estamos haciendo, los jardines funcionamos desde las 07.30 y hasta las 19.00 horas, como ocurre en Curimón; con personal especializado, con currículum integral, por lo que trabajamos con las familias a las que dictamos talleres, con el personal de cada establecimiento realizamos capacitaciones permanentes, pero además tenemos metodologías de aprendizaje nuevas y unificamos criterios con las directoras de los ocho jardines”, señaló la profesional.

Todos los meses, las directoras de los jardines infantiles se reúnen para analizar el desarrollo de su labor, estableciendo criterios uniformes de planificación, de evaluación, así como para el trabajo metodológico y la elaboración de reglamentos internos. Estas reuniones permiten también compartir las necesidades que surgen a partir de la labor diaria, lo que deriva en la organización de talleres para el personal y para la familia.