Índice de calidad de vida urbana no demostraría avances presentados por la comuna según Alcalde Patricio Freire

Por segundo año consecutivo la comuna de San Felipe aparece en el puesto 65 dentro del Indicador de Calidad de Vida Urbana realizado por la Cámara Chilena de la Construcción y el Instituto de Estudios Urbanos de la Universidad Católica, documento que a juicio del Alcalde Patricio Freire no demostraría los avances que ha registrado la comuna en los últimos años.

 

A su juicio esta medición no señalaría las mejoras que se han realizado, por ejemplo, en el área de la Salud, que logró la acreditación en calidad de uno de los centros de salud de la comuna, a lo que se suma la construcción de ciclovías, y el avance en aspectos de medio ambiente, como el trabajo que se realiza para contar con la ordenanza que elimina del comercio las bolsas plásticas.

 

“El 2016 tuvimos un ranking de 65 puntos, el 2017 también de 65 puntos y no estamos conformes con este ranking, sobre todo por todo lo que hemos hecho en la atención primaria de Salud en lo que le compete al municipio. En Salud hemos tenido los mejores índices a nivel regional, y acreditado el Cesfam Segismundo Iturra como el mejor de la región. Si se le pregunta a un vecino de San Felipe qué piensa de la conectividad urbana, va a encontrar que tenemos problemas, porque estamos construyendo ciclovías, y porque estamos reparando la ciudad. Estamos haciendo proyectos en toda la ciudad y no se refleja en este índice”, dijo el Alcalde Patricio Freire.

 

El estudio contempló parámetros como vivienda y entorno, salud y medioambiente, condiciones socioculturales, ambiente de negocios, conectividad y movilidad y condiciones laborales.

 

El jefe comunal de San Felipe destacó el alto nivel de la inversión pública y que se ha traducido en una serie de proyectos de mejoramiento para la comuna y afirmó que en el corto plazo se comenzará a dinamizar aún más la inversión privada con la construcción de edificios de departamentos y un centro comercial.

 

Rodrigo Salinas, arquitecto y asesor urbanista de la municipalidad explicó que dentro del estudio existen variables de percepción de la comunidad, y que evalúan, por ejemplo, el estado de las calles, estado de plazas, índices que se han visto afectados, debido a que en los últimos años se han realizado trabajos que por décadas no se habían visto en la comuna.

 

“Entonces entendemos que si bien nos hemos mantenido y que no estamos conformes con los resultados de los índices, entendemos que hay una componente que podría producir una desviación en la encuesta en los últimos años en particular y también en el próximo año, porque este año 2017 vamos a seguir con obras y aún mayores dentro de la comuna. Todos estos esfuerzos tienen el objetivo de mejorar la calidad de vida y se van a ver reflejados en la encuesta 2018 tal vez”.

 

El profesional señaló que no es el objetivo del municipio disminuir el peso que tiene el indicador a nivel nacional y “debemos redoblar los esfuerzos para mejorar la calidad de vida de los habitantes de la comuna”, sostuvo.

 

El concejal Igor Carrasco destacó algunos aspectos positivos, señalando que se está realizando un trabajo importante en salud y medio ambiente, con acciones concretas en beneficio de los vecinos, mientras que el concejal Mario Villanueva sostuvo que actualmente San Felipe está trabajando en el tema medio ambiental, con la ordenanza de áridos, vida saludable, comida chatarra y reciclaje de vidrio, lo que significaría también mejorar las condiciones laborales, tanto de los sanfelipeños como de aquellas personas que han elegido esta comuna para vivir junto a sus familias.