Nuevo contrato de parquímetros en San Felipe comenzará a regir el 29 de junio

  • Nuevo contrato fue aprobado por el Cocnejo Municipal y establece que la  empresa deberá, además, pintar los pasos de peatones en cuatro oportunidades durante el año, en el damero central de la comuna.

El próximo 29 de junio comienza a operar el nuevo contrato de parquímetros en la comuna de San Felipe, el que fue adjudicado a la empresa José Hidalgo I.R.L. y que tiene un plazo de ejecución de 36 meses.

El nuevo contrato fue aprobado por el Concejo Municipal durante la sesión del martes recién pasado, y el documento establece el cobro de un piso máximo de 18 pesos por minuto, presentando un cambio en comparación con el actual contrato, a propósito de la nueva Ley de Estacionamientos, que eliminó el cobro por tramos con una tarifa fija y otra adicional por minuto extra utilizado.

“Eso nos obligó a licitar por tiempo efectivo estacionado, y esta empresa ofreció cobrar a los usuarios 18 pesos por minuto estacionado, sin límite de tiempo y sin aumento a partir de una cantidad determinada de tiempo ocupado, es decir minuto efectivo, minuto pagado”, señaló el director jurídico del municipio, Jorge Jara.

Con este nuevo contrato, la empresa que ganó la licitación pagará al municipio 23 millones de pesos mensuales, a diferencia de lo que ocurre actualmente, en que paga una suma un poco superior a los 17 millones de pesos, asumiento también la empresa, pintar los pasos de peatones ubicados en el damero central de la comuna, como mínimo en cuatro oportunidades durante el año.

Las bases que regirán el nuevo contrato de parquímetros de superficie fue confeccionada por una comisión de profesionales y directivos del municipio, que trabajó durante los últimos meses un documento, que fue objeto de una serie de modificaciones de parte del Concejo Municipal, en un proceso participativo, que a juicio del director jurídico fue inédito en la comuna y que permitió mejorar el actual contrato.

El nuevo documento elimina además, el concepto de zona baja y alta, que existe actualmente y que establece una tarifa diferenciada en el cobro del estacionamiento, esto a propósito de la eliminación de alrededor de 400 calzos, producto de la construcción de ciclovías en algunas calles donde actualmente se cobra estacionamiento.

Con esta nueva forma de cobro se incentiva además el recambio de vehículos estacionados, y a diferencia de lo que ocurre actualmente, aquellos vecinos que se estacionen por menos de 30 minutos, deberán sólo cancelar los minutos utilizados y no la media hora completa.  

De acuerdo a lo explicado por el director jurídico, tanto este como otros municipios  a lo largo del país, utilizan el cobro de parquímetros para lograr recursos que permiten la ejecuciónn de distintos proyectos en diferentes sectores de la comuna, que son solicitados por los vecinos, y a la vez, pretende ser un instrumento  destinado a disuadir el uso de los vehículos motorizados, bajando de esta forma la congestión y ayudando al medio ambiente.

“Una forma de disuadir el uso del automóvil es establecer este mecanismo de parquímetros y el uso de ciclovías en calles centrales y eso debiera tender a que la comunidad use mas la locomoción colectiva, siendo un aporte a bajar la congestión vehicular y a generar menos emisiones tóxicas al medio ambiente”, enfatizó Jorge Jara.