Escuela Sagrado Corazón se adjudica seis millones de pesos para continuar labor de buenas prácticas en Salud

n el marco de la instancia denominada Buenas Prácticas, que promueve el Servicio de Salud Aconcagua y que distingue las experiencias exitosas o con proyección en materia de estilos de vida saludable, las distintas comunas de las provincias de San Felipe y Los Andes, la Escuela Sagrado Corazón fue premiada gracias a la postulación que hizo el Cesfam San Felipe El Real.

Así lo dio a conocer la directora del establecimiento educacional, Beatriz Gallardo, quien agradeció al Centro de Salud Familiar, con el que vienen desarrollando una ardua labor en el último tiempo, y que fue precisamente el que postuló la experiencia del huerto escolar que ha impulsado la Escuela, la que posee el sello medioambiental.

Precisó que la distinción por la Buena Práctica del Huerto Escolar, les permitirá acceder a un premio en dinero que alcanza los seis millones de pesos, recursos con los cuales podrán mejorar y fortalecer el trabajo que están realizando.

“Se presentó un proyecto que iba en beneficio de nuestra escuela, en el marco de las buenas prácticas de salud, que iba en relación a nuestra huerta escolar y a la alimentación saludable también. La idea es que los niños puedan continuar en esta línea de trabajo de producir alimentos, en la huerta que puedan consumirlos, pero conociendo sus beneficios, sus nutrientes, el aporte que cada uno hace, entre otras cosas. El Cesfam nos postuló y ahora nos dio la sorpresa de que el proyecto fue uno de los ganadores, por lo que estamos muy contentos y agradecidos”, señaló la directora.

La huerta escolar de la Escuela Sagrado Corazón es una de las iniciativas que busca fortalecer el autoconsumo y la alimentación saludable entre los alumnos y sus familias, pero no es la única acción que están realizando en materia de buenas prácticas saludables, pues hay un trabajo sostenido en el tiempo que ha permitido instalar temas vinculados a la salud bucal, así como en iniciativas de mejoramiento de calidad de vida con charlas educativas apoyadas por la nutricionista del Cesfam que les visita cada dos semanas, donde participa toda la comunidad educativa”.

Beatriz Gallardo se mostró enormemente agradecida de este respaldo que les brinda el establecimiento de salud primaria, así como del reconocimiento al trabajo que están realizando con su equipo de profesionales de la Escuela.