Con dos patios techado cuenta desde ahora la Escuela José de San Martín

 

  • La iniciativa fue realizada con fondos municipales y permite proteger a los niños del calor en verano y de la lluvia en invierno.

Este martes fue realizada la ceremonia de inauguración de dos techos en la Escuela José de San Martín, un proyecto que mejora los estándares de infraestructura del establecimiento y que fue encabezada por el Alcalde Patricio Freire y los concejales de la comuna.

El proyecto significó una inversión que alcanzó los 23 millones de pesos y se ejecutó durante este año, entregando así mejores condiciones de infraestructura para los niños de San Felipe.

Así lo destacó el Alcalde Patricio Freire, quien sostuvo que estos nuevos techos permitirán a los niños tener mejores condiciones, tanto en los meses de verano como invierno, protegiéndolos del calor y la lluvia.

“Tener los patios techados, de nuestras escuelas y especialmente de los cursos menores, es importantísimo y eso es lo que hemos hecho con recursos municipales, en esta Escuela José de San Martín. Y también estamos realizando el proyecto de una construcción nueva, dando un paso para llegar a cuarto medio en esta escuela”.

El jefe comunal recordó que con el Fondo Regional de Inversión Local, FRIL, que es de libre disposición para el municipio se realizará este mismo proyecto en otras tres escuelas municipales de la comuna.

Ximena Baquedano, directora de la Escuela José de San Martín, destacó la ejecución de este importante proyecto, calificándolo como un beneficio para todos los alumnos del establecimiento.

“Los beneficios están a la vista, la verdad es que durante el verano es bastante complejo protegerse del sol y en el invierno le permite a los niños resguardarse de las lluvias y poder acceder libremente por los patios que están techados”.

El concejal Mario Villanueva en tanto, reiteró el compromiso del concejo municipal de apoyar este tipo de iniciativas que van en directo beneficio de los niños y jóvenes de la comuna.

Antonella Toledo es alumna del establecimiento y también valoró este proyecto, señalando que “está bueno porque sirve para hacer deporte y no llega el sol para los niños que juegan y sirve para el verano y cuando llueve”. Una opinión similar manifestó Constanza Salinas quien señaló que aquí podemos jugar a lo que sea y disfrutar de la sombrita en verano y ya no pasaremos calor”.