Escuela Manuel Rodríguez recibió a sus alumnos con nuevo mobiliario y continúa desarrollando proyecto intercultural Mapuche

Una serie de mejoramientos ha estado realizando la Escuela Manuel Rodríguez, para el beneficio de todos los alumnos que asisten a este establecimiento educacional municipal de San Felipe.

Es así que este año la escuela continúa con el proyecto intercultural Mapuche, que ya lleva tres años ejecutándose y cuenta con un profesor intercultural. Además, para este 2018 se están comprando materiales para desarrollar la orfebrería mapuche y el trabajo en arpillera, esto luego que el 2017 los niños aprendieran a trabajar el telar.

“Este año tenemos proyectado, llevar a los niños a conocer la comunidad más grande que está en la Araucanía, una pasantía con los niños destacados”, dijo Alma Araya Torrealba, profesora de cuarto básico de la Escuela Manuel Rodríguez.

Asimismo, para este año se implementaron las salas temáticas, correspondiendo a cada una de ellas, una cultura originaria distinta, a lo que se sumó la renovación del mobiliario, de acuerdo al tamaño y las necesidades de los alumnos de la escuela.

“Se pintaron las salas, también con la temática mapuche, asociada también a la importancia que tiene para nosotros sentir el arraigo con la cultura de nuestros antepasados”, dijo la docente.

Alma Araya comentó también que para este año se compraron uniformes para los alumnos, con el objetivo de que los niños se sientan identificados con la escuela.

“A pesar que los niños venían con uniforme, no todos lo tenían, entonces queremos generar acercamiento con la escuela, que se sientan identificados, de pertenencia, porque la escuela ha abierto las puertas a todos, a los apoderados también, pueden venir a cualquier hora y plantear sus inquietudes y si necesitan ayuda también se la damos, en la medida de lo posible, entonces adquirir los buzos ha sido súper importante y le sumamos los útiles escolares, la mochila y un bolso, es todo gratis, con el compromiso que tienen que cuidarlos”, dijo Alma Araya.

Para el director del establecimiento, Cristián González Cruz, este aporte que realiza la escuela, con la entrega de mochilas y uniformes, se suma al apoyo educativo para los alumnos.

“Estamos contentos, el proyecto intercultural está funcionando bastante bien, con apoyo de la Seremi y este año proyectamos una matrícula de 120 alumnos, ese es el ideal. Nuestras salas también están equipadas para 20 alumnos, por lo que la personalización se puede realizar, lo que nos permite avanzar en el ambiente pedagógico”, sostuvo el director.