Dirección de salud municipal afirmó que no hubo mayores complicaciones tras paralización de funcionarios

  • El Cesfam Segismundo Iturra y el Cescosf de Quebrada de Herrera funcionaron con atención de turnos éticos y prestaciones médicas a grupos de riesgo.

Con la aplicación de planes de contingencia como atención en turnos éticos y respetando las horas médicas de los grupos de riesgo y la entrega de medicamentos, funcionarios del Cesfam Segismundo Iturra y del Cescosf ubicado en el sector de Quebrada de Herrera se plegaron al llamado a paralización por 24 horas realizado por la CONFUSAM,  a raíz de los hechos de violencia que se han registrado en algunos centros asistenciales del país.

Por ello, durante horas de la mañana de este miércoles, la Directora de Salud Municipal, Marcela Brito, realizó un recorrido por todos los recintos dependientes del municipio, para conocer en detalle el funcionamiento de los equipos médicos donde señaló no encontrarse con mayores novedades. Ante esto, la profesional manifestó que “estos planes de contingencia iban en virtud de resguardar a los usuarios más vulnerables, como adultos mayores, niños menores de cinco años, entrega de fármacos y atención de embarazadas. Estuvimos sin mayores dificultades. Hubo médicos que atendieron las urgencias odontológicas y esperamos que tenga solución hoy”, manifestó.

Asimismo, destacó que tanto el SAPU de Segismundo Iturra como el Cesfam de Curimón no se plegaron a este llamado, por lo que atendieron de manera normal.

De esta manera, Brito enfatizó en la necesidad de mantener el diálogo y evitar hechos de violencia que alteran el normal funcionamiento de los centros asistenciales y también generan perturbación en los equipos de trabajo.

“Cuando los equipos atienden, y llegan usuarios golpean o agreden, generan estrés en el mismo equipo. Esto va generando una inseguridad. Incluso hay lugares donde los profesionales ya no quieren trabajar para no exponerse a hechos de violencia”, finalizó la directora.