Con significativos avances niños de Escuela Sagrado Corazón culminaron programa de equinoterapia

 

  • En el programa, que realiza la Fundación Equiendo, participaron estudiantes que presentan retos múltiples, especialmente aquellos con discapacidad del tipo del trastorno autista, discapacidad intelectual severa y parálisis cerebral.

Treinta y cinco alumnos de la Escuela Especial Sagrado Corazón culminaron este mes de julio con el programa de equinoterapia, correspondiente al primer semestre del año, trabajo que permitió lograr muy buenos resultados para los niños.

La ceremonia de finalización de esta etapa del programa se realizó la semana pasada y contó con la presencia de Jorge Jara, en su calidad de Alcalde (s), el Administrador Municipal, Patricio González; el Director de Educación Municipal, Iván Silva Padilla; la directora de la Escuela Sagrado Corazón, Beatriz Gallardo; los directores de la Fundación Equiendo, que lleva adelante el programa y decenas de familias y niños que participan activamente de la iniciativa.

Según comentó Iván Silva Padilla, director de Educación Municipal, el proyecto partió hace, prácticamente dos años, tiempo durante el cual los profesionales de la fundación han trabajado con los niños de la Escuela Especial, con el objetivo de lograr avances, de acuerdo a los cuadros de salud que ellos presentan.

“La verdad que llena de emoción ver a los niños, como se ven avances significativos, que yo creo que ni los profesionales del sector pensaban que podía pasar con el tratamiento, vía caballos, para que se entienda, y que permitió que el niño se pudiera comunicar directamente con ellos”, dijo el profesional.

Este es un proyecto apoyado por la Municipalidad de San Felipe y por el ministerio de Educación y se espera que tenga continuidad también el próximo año, ya que cuenta con los recursos, que llegan del Fondo de Apoyo a la Educación Pública, FAEP y con el interés de los padres de los alumnos por participar, ya que ven avances concretos en sus hijos.

Por su parte, la directora de la Escuela Sagrado Corazón, Beatriz Gallardo, agradeció el apoyo del municipio y de la dirección de Educación Municipal, el que permite que 75 estudiantes del establecimiento, durante estos años, hayan accedido al programa de equinoterapia.

“Un porcentaje ya de 45 familias que ya pasaron y 30 que se están preparando para partir la tercera semana de agosto con un nuevo ciclo de equinoterapia. Para nuestros estudiantes es muy importante y es un complemento al trabajo educativo que se da”, sostuvo la directora.

El trabajo realizado con los niños participantes, que ha significado interactuar directamente con los animales, lo que les ha permitido mejorar su movilidad y el desarrollo emocional que presentaban.   

“Esto obviamente repercute en lo que es el trabajo en el aula, el chico llega mejor preparado para hacer el trabajo de sala de clases. Estamos muy contentos y agradecidos de la Fundación Equiendo por el cariño con que han tratado a nuestros estudiantes y a las familias que se comprometieron a asistir con los chicos”, sostuvo la directora.

En el programa han participado estudiantes que presentan retos múltiples, especialmente aquellos que muestran discapacidad del tipo del trastorno autista, discapacidad intelectual severa y parálisis cerebral.