Con taller de malabarismo la Escuela 21 de Mayo trabaja las emociones en los alumnos

Un taller de malabarismo, enfocado en que los alumnos que participan puedan autorregular sus emociones a través del juego, está realizando la Escuela 21 de Mayo, desde hace unas semanas.

El taller está a cargo de una monitora, quien realiza, durante un día a la semana la iniciativa, específicamente en horario de clases y busca trabajar con aquellos niños que presentan alguna dificultad para responder a ciertos estímulos externos, para que así, puedan resolver situaciones de manera positiva.

“Aquí vamos desarrollando la tolerancia, el trabajo en equipo, las habilidades sociales. Semanalmente tienen la posibilidad de asistir a este taller, son 24 niños que participan, de distintos cursos, desde el segundo año básico hasta sexto año básico, hay una monitora de malabarismo que desarrolla el taller y todo esto está financiado por SEP”, comentó el director del establecimiento, Germán Godoy Pinilla.

Entre los materiales con que trabajan los alumnos se encuentran bastones, argollas, pelotas y banderas, todo multicolor, ya que la idea es que los niños aprendan, desde lo lúdico, que para lograr algo, deben desarrollar la paciencia y también la disciplina, dijo el director.

“Incluso a nosotros nos cuesta ser disciplinados en algo cuando no estamos bien y los niños pensaban que era llegar y hacer malabares altiro y se han dado cuenta que hay que tener un grado de rigurosidad, que hay que ser perseverantes, que una cosa es pasarlo bien y otra aprender”, manifestó el director.

El taller se desarrolla en las mañanas y se coordina con las horas de arte de cada curso, lo que permite no ausentar a los niños de las horas de lenguaje o matemáticas.