Con nuevas sorpresas el Liceo Cordillera prepara la segunda versión del “Festivalense”

 

  • La iniciativa es pionera en San Felipe y busca la inclusión de niños con discapacidad auditiva que asisten a los establecimientos de la comuna

La segunda versión del “Festivalense”, realizará el jueves 15 de noviembre, desde las 16 horas, en el Teatro Roberto Barraza, el Liceo Bicentenario Cordillera, y los organizadores esperan que este año sea tan exitoso como el año pasado.

Así lo dio a conocer Camila Barbera, coordinadora del Programa de Integración Escolar de este establecimiento educacional, y quienes son los que organizan esta nueva versión del festival.

“Queda alrededor de un mes para que se vuelva a efectuar la segunda versión del festival, que se cruza con los sellos educativos que tiene nuestro liceo, por tanto, desde ahí nace la necesidad también que nuestros alumnos sordos sean parte real de la comunidad. Se ve claramente la inclusión, porque somos los oyentes que nos adaptamos a su lengua, y destacar que también se ve el desarrollo de talentos”, dijo la profesional.

Tal como ocurrió el año pasado, en esta versión los organizadores ya invitaron a los establecimientos educacionales municipales de la comuna que cuentan con estudiantes sordos dentro de sus matrículas, y hasta la fecha cuatro unidades educativas ya confirmaron su participación.

“La comunidad está cordialmente invitada a participar y apreciar nuestro festival, que está hecho con mucho cariño y también para potenciar el tema de la inclusión que hoy está muy presente y hacerla real, contamos con el apoyo de la municipalidad y hace referencia al slogan que tiene nuestro Alcalde, de una comuna para todos”, sostuvo Camila Barbera.   

Oscar Valencia es uno de los alumnos sordos que asiste al Liceo Cordillera, cuenta con un intérprete de señas que trabaja diariamente con él y el año pasado ya participó en la primera versión del festival, el que calificó como una gran experiencia.

A través de su intérprete de señas relata que “el Festivalense me gusta mucho, porque junto con el curso, mis compañeros del cuarto año B las canciones de señas podemos aprenderlas y así ellos también aprenden señas. Para el Festivalense también tenemos que elegir la vestimenta y ese es un gran esfuerzo, el año pasado con el curso ganamos el Festivalense y ahora estamos muy contentos de participar de nuevo”.