Programa Penta UC selecciona a seis alumnos de la Escuela Carolina Ocampo como talentos académicos

Seis alumnos pertenecientes a distintos cursos de la Escuela Carolina Ocampo de Bellavista, fueron seleccionados para participar este verano en el programa Penta UC, una iniciativa enfocada en talentos académicos.

La iniciativa forma parte de las actividades que realiza la Pontificia Universidad Católica de Santiago, y que está relacionada con los establecimientos educacionales de todo Chile y particularmente en la región metropolitana, enfocándose en buscar a todos los niños con talentos académico.

“Nosotros como escuela participamos también y fuimos parte de este grupo selecto de escuelas que fueron parte del programa. Participamos básicamente para buscar instancias distintas para potenciar el aprendizaje de nuestros estudiantes. Nosotros estamos en una postura como escuela, que tenemos que sacar el máximo provecho cognitivo, académico, intelectual y también en la parte formativa de nuestros estudiantes y nosotros como escuela tenemos que buscar diferentes maneras para que ellos se desarrollen, tanto dentro de la sala como también fuera, y fuera de la sala está éste programa”, dijo Eduardo Gallardo, director de la Escuela Carolina Ocampo.   

Según estudios existentes citados por el director, un 10% de los estudiantes a nivel mundial, tienen un talento académico por sobre el promedio de sus compañeros, y son alumnos que generalmente van a la escuela, conocen la materia, cumplen con todos los requisitos que establece el currículum, pero sienten que necesitan un desafío mayor, y en ese sentido está creado el programa Penta UC.

“Este es un programa que no es barato, pero que lo financia la Ley Sep de la escuela, entonces todo lo cubre la Ley Sep, porque es un fortalecimiento del aprendizaje de nuestros niños”, dijo el director.

La Escuela Carolina Ocampo postuló un total de 18 alumnos, siendo seleccionados seis, quienes deben estar en Santiago para comenzar el curso el martes 2 de enero, para culminar el 15 de ese mes, tiempo durante el cual los alumnos elegirán qué área del curso quieren tomar.

“Estos cursos son dados por profesores que son de la universidad, son certificados por la universidad y lo bueno para los niños que están detrás de mí ahora es que están seleccionados hasta cuarto medio, la escuela llega hasta octavo, pero ellos pueden seguir yendo todos los veranos, después eso sí, ellos verán cómo lo hacen con los colegios donde ellos puedan estar o con sus familias, para que ellos puedan seguir”, dijo Eduardo Gallardo.

Este año los niños que podrán vivir esta experiencia corresponden a dos alumnos de quinto, dos de sexto y dos de séptimo básico, quienes se encuentran muy felices y entusiasmados de asistir a este curso.

Ese es el caso de Iyelen Muñoz, quien estaba feliz al haber sido seleccionada, señalando que este será el comienzo de todos los logros que espera tener.

“Este es el comienzo de todos los logros que voy a tener más adelante, sacar una carrera en la universidad, y voy a poder lograr muchas cosas, y aprender cosas nuevas y también pasarlo bien porque esta es una oportunidad que no siempre se da”, señaló la alumna de sexto básico, que en matemáticas tiene promedio 6,9.