Alumnos de cuartos medios del Liceo Cordillera son despedidos por todo el establecimiento en una tradicional y emotiva ceremonia

 

  • Este miércoles además los alumnos participaron en la ceremonia de Licenciatura, culminando así, su etapa escolar.  

Con una tradicional ceremonia, donde participan todos los alumnos del establecimiento, el Liceo Cordillera despidió a los dos cuartos medios, quienes culminaron su año escolar el viernes recién pasado.

La despedida de los más de 50 alumnos de ambos cursos contempló actividades durante toda la mañana, entre las que destacaron un desayuno, una jornada de reflexión entre los alumnos de los cuartos medios, para finalmente ser despedidos, en una ceremonia llena de simbolismos, en uno de los patios del establecimiento por todos sus compañeros, saliendo por la puerta del nivel de pre básica, sector que los vio ingresar al liceo hace varios años, donde fueron esperados por sus padres.

Los alumnos muy emocionados, y con sentimientos encontrados, recordaron por medio de videos y fotos sus años en el establecimiento, donde hicieron muchos amigos y fueron acompañados por sus profesores.

“A la vez muy tristes, porque a muchos compañeros les agarré mucho cariño y no los voy a volver a ver, pero también feliz, porque se cumple un ciclo, donde uno hace amigos, se lleva recuerdos, se lleva tantas cosas, fue hermoso, yo de venir de un colegio que sufría de bullying, este colegio me acogió e hice amigos que nunca voy a olvidar en la vida y quisiera decirles que siempre voy a estar ahí para ellos”, señaló Marcelo Garrido, alumno de cuarto medio B del Liceo Cordillera.

Marcelo quiere seguir estudiando y sacar una carrera profesional en el área del deporte.

“Mi área, en la que yo me especializo es el deporte, entonces a mí me gustaría ser profesor de educación física y especializarme después en kinesiología, pero mi vocación es enseñar, me gustaría volver al colegio y hacer clases, para sentirme en casa nuevamente”, dijo el alumno.

La ceremonia de despedida, según explica el profesor jefe de cuarto medio B, Felipe Mardini, busca educar emociones, instancia donde se suma además la licenciatura de los alumnos.

Los alumnos salientes del establecimiento, fueron acompañados en el recorrido por el liceo, por los más pequeños de esta unidad educativa, lo que es parte de la tradición de finalización de una etapa.

“Nuestro deseo como Liceo Bicentenario de Excelencia, que tiene como sello la excelencia académica esperamos que puedan estar en universidades de las mejores de Chile, ser profesionales y que hagan un aporte a San Felipe”, dijo el orgulloso profesor jefe.   

Este miércoles los alumnos participaron en la ceremonia de Licenciatura, la que fue realizada en el Teatro Municipal, con lo que culminan su etapa escolar, para fijarse nuevos objetivos, ahora ya pensando en su futuro profesional.