Con salas mejor equipadas, patios nuevos y juegos para kínder comenzó el año la Escuela Manuel Rodríguez

Una serie de metas que se planteó el equipo directivo, encabezado por el director Cristián González Cruz, han sido cumplidas en estos últimos años, por lo que este 2019 lo están comenzando con nuevos objetivos.

Con un sello específico de fomentar la felicidad al interior de las salas de clases, esta escuela ha subido los índices de convivencia escolar y los aprendizajes, logrando salir del nivel de categorización insuficiente, instalándose ahora en el medio bajo y con el objetivo claro de continuar avanzando.

Y una muestra clara de ese mejoramiento es haber concretado una serie de mejoras al interior del establecimiento, entre las que se cuentan juegos para kínder, salas mejor equipadas, con nuevo mobiliario y patios nuevos.

“En este sentido hemos cumplido la meta con el sostenedor, nuestro Alcalde Patricio Freire ha colocado los recursos, nos hemos encargado nosotros que esos recursos lleguen a buen puerto y contentos de comenzar este año con una nueva impronta”, dijo el director del establecimiento, Cristián González Cruz.

La Escuela Manuel Rodríguez cuenta con 105 niños matriculados, quienes durante el año participan en distintos talleres y fomentan el conocimiento de la cultura Mapuche, uno de los sellos del establecimiento.

“Partimos con 68 niños en la escuela hace algunos años, en una escuela que estaba a bastante mal traer, y hemos llegado a tener 117 niños, pero, las características de nuestras familias, hace que tengamos más movilidad y esperamos llegar a los 120 niños a fin de año”, sostuvo Cristián González Cruz.

Asimismo, otro de los aspectos importantes destacado por este equipo directivo es la relación que se ha fomentado con la comunidad.

“Uno de nuestros sellos es una escuela abierta, transparente y la comunicación con la población que nos permite hacer un trabajo social más dedicado, nuestras familias nos importan mucho, nuestros niños y sus familias nos importan mucho, creo que eso es parte del éxito que hemos tenido”, finalizó el director.

El concejal Mario Villanueva se mostró contento con los avances que ha registrado esta escuela, tanto en infraestructura como en el área pedagógica.

“Hay un tremendo trabajo desarrollado por un director que ha insertado un tema de una escuela feliz, una escuela donde se reconoce el trabajo de los profesores, de los niños, de las familias, abriendo los espacios adecuadamente”, dijo la autoridad comunal.