Con profesores caracterizando personajes de mitos y leyendas de Chile, la Escuela José Manso de Velasco celebra el Día del Libro

Un espacio de encuentro literario está realizando durante esta semana la comunidad educativa de la Escuela José Manso de Velasco, en el marco de la celebración del Día del Libro.

Según explicó la directora del establecimiento, Paola Rojas, este tipo de actividades en esta fecha, está institucionalizada en la escuela, y busca encaminar a los niños y adolescentes a una cultura de la lectura.

“Al gusto por la lectura y no quedarnos con la idea de la lectura es algo que casi está obligado en el currículum y que opera cuando te piden que leas un libro, sino que es generar en los niños, desde edades muy tempranas esas ganas y esa magia que involucra estar frente a un libro”, dijo la profesional.

Durante esta semana los profesores han desarrollado distintas alternativas de motivación, por lo que el lunes los docentes se caracterizaron de acuerdo a distintos mitos y leyendas de nuestro país. A esto se sumará otra actividad denominada “Cita a ciegas”, donde padres y apoderados y docentes elegirán un libro para leer.

Potenciar la lectura en los niños de todos los cursos y niveles es uno de los objetivos de la Escuela José Manso de Velasco, y por ello durante este año continuarán con el proyecto de intervención en las distintas asignaturas.

“En el CRA nosotros tenemos un proyecto que este año va a ser un poquito más elaborado, donde involucra ciertas intervenciones en los cursos, en distintas asignaturas, no tan sólo en lenguaje y en los espacios de patio, donde la biblioteca sale con ciertos personajes e invita a los niños a este encuentro con los libros”, sostuvo Paola Rojas.

La directora insistió que al interior de la escuela se trabaja de distintas formas la motivación de los niños por la lectura, de manera intencionada para que los alumnos descubran el mundo de los libros.

“La idea es que algunas son más intencionadas y otras que quizás parecieran no intencionadas, pero lo son igual. Por ejemplo, el hecho de que te sientes en el medio del patio, en el pasto, con un libro y sin convocar a los niños, ellos se acercan igual y te empiezan a preguntar y ellos van pidiendo que les cuentes la historia, con esas cosas ayudamos a los niños que vean la lectura como algo natural”.

Para la directora, existen distintas formas de llegar a los niños y encantarlos con la lectura y ese será el camino que seguirán recorriendo durante este año 2019.