Escuela Buen Pastor celebró aniversario consolidando el trabajo con los alumnos al interior de la sala de clases y mejorando la convivencia escolar

Ciento cuarenta y ocho años de existencia cumplió el viernes pasado la Escuela Buen Pastor, 48 de ellos siendo parte del área municipal y la fecha encuentra al establecimiento educacional logrando diversas metas que se había propuesto, con una comunidad educativa muy afiatada y con el respaldo de los apoderados.

Así lo dio a conocer la directora de la escuela, Natalia Leiva Miranda, quien señaló que durante el año se desarrollan diversas estrategias, con el objetivo de mejorar continuamente la convivencia escolar y los índices académicos.

“La fecha nos encuentra bien, nos encuentra contentos, con una comunidad muy establecida, con un proyecto bastante claro y acogedor para nuestras familias, y por eso seguimos contando con su preferencia”, dijo la profesional.

Consultada por el tipo de trabajo que se realiza al interior de la escuela, Natalia Leiva sostuvo que el énfasis se coloca en los climas de aula, “es decir, en cómo yo propicio el aprendizaje, a través de una convivencia real, más allá de decir sobre una sana convivencia, sino que, de aprender a convivir y aprender a vivir en comunidad, con el respeto y los valores tan importantes que tenemos hoy día, en eso se ha puesto énfasis”.

Ese trabajo ha permitido tener muy buenos índices de calidad, y contar con un desarrollo integral de los alumnos, entregando educación de calidad a todos los alumnos que asisten a la escuela.

Y dentro de los desafíos que se ha planteado el equipo directivo, Natalia Leiva sostuvo que la idea es consolidar el trabajo que se realiza en la escuela, mantener y mejorar la matrícula, que actualmente llega a los 292 alumnos, que se dividen entre el prekinder y octavo año básico, cumplir con los objetivos de aprendizajes que se han trazado y superar los puntos del Simce.