Liceo Corina Urbina desarrolla la “Pedagogía Emocional” en alumnas del primer ciclo básico con talleres de psicomotricidad y musicoterapia

En el marco del Plan de Mejoramiento Educativo 2019, estrategia que desarrollan los establecimientos educacionales a nivel nacional, y que permite organizar, orientar, planificar y materializar los procesos de mejoramiento a nivel institucional y pedagógico, el Liceo Corina Urbina ha realizado un enfoque en el área de convivencia con el foco en lo emocional, lo que han denominado “Pedagogía emocional”.

Se trata de un proyecto que llevan adelante junto a una psicóloga, que busca realizar un diagnóstico con algunos de los docentes, para luego ampliarlo a todos los profesores, alumnos y apoderados.

En ese contexto es que hace algún tiempo se vienen realizando dos talleres aplicados a las alumnas de primer cicló básico.

“Uno es el taller de psicomotricidad, que vimos que había una necesidad, es importante para la parte académica pero también para el desarrollo emocional, prebásica en el currículum nacional no tiene educación física, por lo tanto, para nosotros colocar este trabajo de psicomotricidad es súper importante y nos da un plus como liceo. También tenemos el taller de musicoterapia, que llega a desarrollar esta parte emocional, ahí se hacen algunas prácticas como la pedagogía del silencio que viene desde lo que es Montesori, también de Waldorf usamos algunas técnicas”, dijo Wilta Berríos, directora del Liceo Corina Urbina.

Los talleres se realizan para alumnas de prekinder a cuarto básico, a la espera que las niñas obtengan desde los siete un desarrollo emocional que les permita obtener un mejor aprendizaje.

“Esos son los niveles donde estamos ya trabajando y posteriormente lo vamos a estar ampliando a cursos más grandes, es un trabajo transversal, pero lo fuerte que tenemos ahora son en estos cursos y también pensando que el desarrollo emocional es en esta edad y es fundamental para aumentar el aprendizaje”, enfatizó la directora.

Álvaro López es profesor de educación física y encargado del taller de psicomotricidad, iniciativa que busca, a través del juego, desarrollar las habilidades para manejar las emociones, la ansiedad y la frustración.

El taller comenzó en el mes de abril y culmina en noviembre, se efectúa dos veces por semana, con una duración de una hora y media cada jornada y la evaluación realizada a la fecha es totalmente positiva.

“La evaluación es positiva, porque se nota que las niñas han evolucionado en el tema, que se nota la felicidad, al realizar la actividad física, a jugar con sus compañeros, hay compañerismo entre ellas”, dijo el docente.

El taller de musicoterapia en tanto, busca el desarrollo de las alumnas, con autoconocimiento y a través de diferentes experiencias musicales.

“Trabajamos desde prekinder hasta cuarto básico, en un horario que es de 45 minutos por grupo, donde desarrollamos diferentes temáticas como meditación, el tema del silencio, el poder tener una introspección y poder saber quién es uno mismo”, sostuvo Luis Vásquez, musicoterapeuta del Liceo Corina Urbina.