Equipos municipales vacunaron contra influenza a personas en situación de calle

  • Prestación nace luego de una alianza entre los cesfam Segismundo Iturra, San Felipe El Real y el Programa “Calle” de Dideco. Además, funcionarios de salud municipal realizan vacunación domiciliaria a adultos mayores frágiles.

En medio de la emergencia sanitaria por coronavirus, los equipos de la Dirección de Salud Municipal continúan trabajando a fin de vacunar contra la influenza a los grupos de riesgo, principalmente adultos mayores y niños.

En esa línea, en coordinación con los Cesfam Segismundo Iturra y San Felipe El Real y el programa calle de la Dirección de Desarrollo Comunitario (DIDECO), inocularon a las personas en situación de calle, evitando –con ello- el no contagio y evitar la propagación de dicha enfermedad respiratoria.

Precisamente, Marcela Brito, Directora de Salud Municipal, valoró la labor que los profesionales de la salud han desarrollado en cuanto a la entrega de dicha prestación y al despliegue en terreno y cada uno de los centros asistenciales.

“Acá tenemos una sola visión que es el bienestar de nuestras vecinas y vecinos. Y, junto con la vacunación a la población de riesgo, pudimos incorporar a la gente en situación de calle. Es así, que hemos llegado al 80% de la meta de vacunación, Son cerca de 12 personas las que fueron vacunadas, y continuaremos en esta tarea”

Junto con ello, la profesional también señaló que hace varias semanas que se realizan las atenciones domiciliarias, permitiendo que las personas en situación de discapacidad, postrados o adultos mayores  puedan recibir la vacuna en sus hogares.

“Todos los días estamos saliendo a hacer estas coberturas de personas adultos mayores frágiles. Además, estamos recibiendo requerimiento de personas que cuidan a adultos mayores, entonces, nos encontramos desarrollando dichas tareas. Nos interesa mucho llegar hasta ellos y eso es una de nuestras preocupación”.

Finalmente, Brito insistió en la importancia de que los grupos de riesgo se inoculen. Con ello, se evitará el colapso de los servicios de urgencia, sobre todo, con el aumento día a día de los casos de coronavirus.