Docentes y asistentes de la educación de la Escuela 21 de Mayo han apoyado a las familias que más lo necesitan

Docentes y asistentes de la educación de la Escuela 21 de Mayo han apoyado a las familias que más lo necesitan

 

  • Los profesionales se organizaron y entregaron 80 cajas de mercadería, almuerzos y ropa de invierno gracias al apoyo de muchas personas.

 

Un intenso trabajo ha realizado la Escuela 21 de Mayo durante estos meses, y especialmente la dupla psicosocial, en el área de la convivencia escolar, quienes realizaron un catastro social de la comunidad escolar, para ir en ayuda de aquellas familias de la escuela que más lo necesitan.

Ese catastro arrojó una situación compleja por la que atraviesan algunas familias de la escuela, por ello el equipo directivo, docentes, apoderados y la comunidad del sector se ha organizado para ir en su ayuda. 

“Personas de manera desinteresada han llegado a nuestra escuela y nos han ofrecido ayuda, y también de la ayuda interna de los profesionales y asistentes de la educación de la escuela. Esto nos ha permitido que desde abril hasta la fecha hemos entregado 80 cajas de mercadería a nuestras familias que más lo necesitan, lo cual no ha sido una tarea fácil, porque discriminar la necesidad no es un mero número y hay que estar en terreno para entender estas cosas de mejor forma”, señaló el director del establecimiento, Germán Godoy. 

El director además señaló que los docentes y asistentes de la educación se han organizado para apoyar a las familias con ropa de inverno, la que seleccionaron y sanitizaron. 

“En estos meses tenemos que entregar lo  mejor de nosotros y en nuestra escuela es la impronta social, y por lo tanto si esa igualdad todavía está muy lejana, nosotros al menos creemos que tenemos que aportar para tener una vida más digna, por lo que ese es el objetivo primordial en este momento. La emoción de la familia y sus emociones están por sobre todas las cosas y estamos preocupados por el tema del aprendizaje, pero para que un niño pueda aprender, tiene que tener ciertas condiciones en su familia y en su vida”, enfatizó el profesional. 

Junto a estas campañas de alimentos y vestuario, los profesionales de la escuela  han acompañado a las familias, realizando visitas a sus hogares, tomando todas las medidas de seguridad, a lo que se suma la entrega de almuerzos, sin costo, utilizando las donaciones que han entregado personas externas y amigas de la escuela.

“Desde el punto de vista de la solidaridad, acompañar a nuestras familias, nos sentimos tremendamente orgullosos y felices y vamos a seguir por esta senda, acompañando a las familias, entregando el mejor ánimo y energía en este tiempo de crisis, y creo que es la hora que nos toca demostrar lo mejor de cada uno de nosotros, sin mirar en menos y aportando siempre un grano de arena para que nuestras niñas y niños sean más felices y cuando tengamos que volver a clases, será en el tiempo indicado, cuando realmente exista una seguridad para toda la comunidad”, finalizó Germán Godoy.