Con clases on line y con un trabajo específico con los cuartos medios sigue avanzando en el área pedagógica el Liceo Bicentenario Cordillera

Terminando el primer semestre principalmente con clases on line y enfocados en la etapa de evaluaciones formativas se encuentra el Liceo Bicentenario Cordillera de San Felipe en estos días.

Este establecimiento educacional se guió por las fechas establecidas por el ministerio de Educación, por lo que no tomaron el receso pedagógico al que si accedieron otras unidades educativas, ya que el liceo comenzó a principio del mes de julio con clases virtuales y optaron por no interrumpir y potenciar este proceso. 

“Anteriormente fuimos cumpliendo con todas las etapas, antes de embarcarnos en este gran desafío, que implica que nuestros profesores y nuestros asistentes estén preparados para hacer frente a este trabajo pedagógico que requiere de competencias pedagógicas principalmente”, dijo Ana María Donoso, directora del Liceo Bicentenario Cordillera.

La profesional sostuvo que el proceso ha sido totalmente exitoso, al tener sobre el 90% de los alumnos participando a diario y simultáneamente, desde pre kinder a cuarto medio en esta modalidad de clases, en un horario de 9 de la mañana hasta el medio día, tiempo durante el cual trabajan la priorizacion curricular que presentó el ministerio en esta etapa de emergencia sanitaria. 

 

Y esta semana ya entran en una etapa masiva de evaluaciones formativas para evaluar cómo ha sido el proceso de aprendizaje de los alumnos durante el semestre. 

“Durante el semestre sí se fueron haciendo evaluaciones formativas, fuimos viendo aquellos grupos que se nos van quedando atrás y por lo mismo se ha instalado la práctica del apoyo focalizado intensivo para estos niños, quienes también van siendo atendidos por los especialistas y los profesores porque la idea de nosotros es que no se nos quede ningún alumno atrás”, manifestó la directora. 

Y en el caso de los cuartos medios del establecimiento, Ana María Donoso señaló que se ha realizado un trabajo que priorizó la revisión de contenidos desde primero y hasta tercero medio, que es lo que medirá la prueba de admisión a la educación superior. 

“Hay un equipo multidisciplinario que trabaja en función de estos contenidos y de estos aprendizajes, los profesores también están siendo apoyados por este equipo, el orientador también está haciendo un arduo trabajo con la unidad de convivencia para mantener al tanto a todos los niños que están a punto de egresar, para que puedan tener todo el acceso a la información necesaria para participar en el proceso de admisión a final de año”, dijo la directora, y agregó que estos alumnos  también tienen clases viturales pero en modallidad de preuniversitario.