Apoderados de la Escuela Bucalemu recibieron canasta de alimentos del programa de alimentación escolar de Junaeb

La totalidad de la matrícula de la Escuela Bucalemu de San Felipe, es decir 101 alumnos que asiste a esa escuela del sector rural de la comuna recibió la canasta de alimentos, del programa de alimentación escolar de Junaeb.

Así lo informó el director del establecimiento educacional, Danilo Peña, quien valoró la entrega de este beneficio, que se extiende para todos los alumnos desde pre kinder hasta octavo básico.

“Hay que agradecer porque Junaeb en ese aspecto, hoy día provee de las canastas para todos los niños, es decir una familia que tiene cuatro estudiantes en nuestra escuela se lleva las cuatro canastas, así que este es un gran aporte, un alivio para las familias, y nosotros contentos, porque con nuestro Alcalde Patricio Freire, que siempre ha estado con nosotros y pendiente de que nuestras familias se encuentren en buenas condiciones”, dijo Danilo Peña. 

Esta es la sexta entrega de canastas de alimentos que se realiza en la escuela, instancia donde se tomaron todas las medidas sanitarias necesarias para evitar cualquier contagio, tomando la temperatura de los apoderados, entregándoles aocohol gel y distribuyendo las canastas en cada una de las salas, evitando así  cualquier aglomeración de personas. Esta acción forma parte de otras que se realizan al interior del establecimiento como la entrega de guías de aprendizaje para los alumnos.

En ese sentido el director de la escuela manifestó que actualmente se encuentran trabajando y preparando para el segundo semestre.

“Nos estamos preparando para lo que se viene entre agosto y octubre, nosotros tenemos una planificación trimestral para todo esto y también tenemos un plan de contingencia para un eventual regreso, en donde tendremos que tomar muchas medidas”, dijo el director.

La entrega de las canastas fue supervisado por Mario Villanueva, profesional de la dirección regional de Junaeb, quien se mostró bastante conforme con la organización en cada una de los establecimientos educacionales.

“Encuentro un protocolo muy estricto, incluso más estricto del que exigimos, por lo tanto solamente agradecerle ante el cuidado que están teniendo con los apoderados, con los niños, incluidos los profesores, todos los que hacen la vida de este colegio, que están tomando todas las medidas sanitarias y además que los apoderados están viniendo a buscar esta ayuda que tanto se necesita”, dijo el profesional.

Marcos Suárez es apoderado del establecimiento, tiene cuatro hijos matriculados en la Escuela Bucalemu y destacó la entrega de este aporte. “Una ayuda que nos favorece a todos en la casa, y más a los niños, como está la cosa ahora, más encima nosotros llegamos a última hora y nos recibieron súper bien”.