Liceos de San Felipe trabajan articuladamente aplicando estrategias para que alumnos avancen en el proceso lector

Los liceos San Felipe, Bicentenario Cordillera, Roberto Humeres y Corina Urbina de San Felipe participaron hace unos días en la reunión mensual de la Red de Liceos que organiza la dirección provincial de Educación en conjunto con la dirección de Educación municipal.

La actividad se realizó de manera on line, fue guiada por la directora del Liceo Corina Urbina, Wilta Berrios y convocó a las directoras de los establecimientos y a sus equipos de trabajo de primer ciclo, analizando un tema tan importante como es la lectura.

“Un tema tan importante y fundamental en los primeros años, 6 ó 7 años aproximadamente que tienen los niños en ese nivel y cómo vamos avanzando frente a modalidad que es a distancia, por lo tanto necesitamos trabajar de manera articulada y proponer estrategias, porque necesitamos avanzar en la lectura que es una habilidad súper importante para poder seguir trabajando en todas las asignaturas y para seguir trabajando en segundo básico hacia delante”, dijo Wilta Berrios.

Durante la reunión de trabajo, los equipos de cada establecimiento contaron sus experiencias en relación a lo que realizan con los niños de primer año básico, con excepción del Liceo Roberto Humeres, que no cuenta con ese nivel.

“Sabemos que el Liceo Doctor Roberto Humeres parte en séptimo básico, pero desde la conciencia fonológica, las experiencias que nos pueden relatar las fonoaudiólogas pueden partir en ese curso. Sabemos que ellos no tienen primero básico entonces utilizamos estrategias en ese nivel, entonces lo que se hizo, fue que cada establecimiento trabajó las estrategias, hizo la presentación y la compartió con el resto de los liceos, se fueron retroalimentando y articulando este trabajo porque lo fundamental hoy día es trabajar de manera colaborativa”, sostuvo la directora.

Precisamente Wilta Berrios, relevó este trabajo colaborativo que ha permitido un importante avance en el proceso lector de las alumnas del Liceo Corina Urbina, y que dice relación con un esfuerzo de los docentes, quienes han desarrollado estrategias para apoyar a las alumnas y a los padres y apoderados, quienes han acompañado a las estudiantes en las clases on line o en el desarrollo de guías, llamando a este proceso “efecto padre”.

“Los papás han tenido que ser una especie de profesores también, esta generación de niños va quedar marcada en su vida estudiantil por ese sello que también han puesto los padres, porque aquí si o si han tenido que participar los papás, ya sea en primero básico o en otros niveles, en un futuro, quizás en 10 o 15 años más vamos a ver cuál ha sido ese impacto, porque estábamos acostumbrados a que los niños asistan presencialmente a un establecimiento y que sean los docentes los que tienen el 85% de la labor de enseñar las habilidades y las materias que corresponden a cada nivel”, sostuvo la profesional.