Profesionales de CESFAM Curimón desarrollan interesante trabajo de hospitalización domiciliaria de usuarios

 

  • Estrategia busca atender en sus propios hogares a los usuarios a fin de evitar el congestionamiento de los centros hospitalarios. 

 

El equipo de Hospitalización Domiciliaria del CESFAM Curimón, compuesta por un médico, una enfermera, una técnico en enfermería y un kinesiólogo, ha desarrollado una destacada labor desde el inicio de la pandemia, pues, en lo que va del año ya han atendido a 15 pacientes, con diversas patologías, y de distintas localidades, evitando su internación en el hospital y reduciendo su riesgo de contagio por Covid-19. Como parte de las estrategias del MINSAL, además, sumó a su trabajo diario el monitoreo a pacientes con síntomas leves de coronavirus.

“Esta estrategia nace por debido a esta pandemia, por la idea de generar espacio en los hospitales para los pacientes más críticos. Este programa cuenta con un equipo compuesto por un médico, una enfermera, una técnico en enfermería y un kinesiólogo. Estamos atendiendo a dos grupos de pacientes, el primero son aquellos covid y, el otro grupo, son usuarios crónicos que, si asisten a un centro hospitalario, podrían agravar sus cuadros”, sostuvo Mario Salazar, kinesiólogo y encargado de la estrategia.

Este trabajo tiene como finalidad mantener una permanente vigilancia, seguimiento, tratamiento y reconocimiento de signos de alarma o del compromiso del estado general de los pacientes. 

Para ello, las visitas de los profesionales se realizan diariamente, donde además de las atenciones, también hay un proceso de educación para los pacientes y sus familiares.

“Nosotros, junto con desarrollar las atenciones, también nos hemos abocado a informar a las familias, con una intervención directa, sobre el coronavirus, apoyarlos sobre qué ocurre si hay un positivo, cómo poder enfrentarlo. Además, los ayudamos con las derivaciones a otros dispositivos, tales como psicólogos o lo que requieran”, manifestó la enfermera Alicia Salinas.

Por su parte, el médico Luis Carlos Salazar, enfatizó en que cada visita se realiza cumpliendo los exigentes protocolos de autocuidado y seguridad, a fin de proteger a las familias y a ellos mismos.

“Como equipo, hemos concertado nuestro protocolo de autocuidado indistintamente del diagnóstico y, para los pacientes covid. Positivo, lo reforzamos con doble protección para cada miembro del equipo”, finalizó.