Hasta fin de año se extenderá autorización que permite a comerciantes ambulantes usar terraza de la Plaza de Armas

 

  • La medida se mantendrá hasta el 31 diciembre y se podría extender previa evaluación de la autoridad.

Hasta fines de año, una treintena de comerciantes ambulantes de la comuna funcionarán en la terraza de la Plaza de Armas, medida que busca despejar el centro y generar una fiscalización efectiva de aquellos que quieran instalarse en la vía pública.

El alcalde (s) Christian Beals recorrió las instalaciones y destacó la organización de los comerciantes ambulantes, a quienes se les otorgó este apoyo, entendiendo la actual situación provocada por el Covid-19.

Principalmente, a causa de las dificultades económicas que enfrenta este grupo de personas, ya que no pudieron trabajar durante los meses que San Felipe permaneció en cuarentena.

Cabe consignar que mientras se extienda está autorización, los comerciantes ambulantes no podrán instalarse en ninguna calle del damero central de la comuna.

El jefe comunal sostuvo que el principal problema es que existía mucho comercio ambulante que obstruía las veredas, lo que significaba un problema de flujo y generaba aglomeraciones, lo que se traducía un riesgo de contagio de la población.

“La solución quizá no la compartan todos, pero estamos echando mano a un espacio que no estaba siendo utilizado, porque debemos tener claridad que esto es un problema social y ellos tienen la necesidad de salir a vender sus productos”, acotó.

Gabriela Martínez valoró la solución entregada, “acá no tenemos miedo, estamos tranquilo y todos están contentos, hemos hecho un esfuerzo para organizarnos y aprovechar de la mejor forma este espacio que nos entregaron”.