Municipio refuerza campaña para el no uso de bolsas plásticas en comercios de barrio

 

  • Desde agosto que la normativa entró en vigor y fortalecer la utilización de bolsas reutilizables.

 

La Dirección de Protección y Medioambiente (DIPMA) en conjunto con el Comité Ambiental, comenzó una campaña para reforzar el no uso de bolsas plásticas, principalmente, en los almacenes de barrios, junto con un llamado a los vecinos a portar siempre su bolsa reutilizable.

El 3 de agosto del 2020 entró en vigor total la ley que prohíbe la entrega de bolsas plásticas en el comercio, lo que significa que las personas deben portar obligatoriamente este elemento.

A partir de esa fecha, el comercio minorista no puede entregar bolsas a sus clientes cuando realicen compras como era la costumbre.

La ley conocida como “Chao bolsas plásticas” comenzó a regir gradualmente el 3 de agosto de 2018 cuando el comercio podía entregar un máximo de dos bolsas por compra.

Seis meses después, los grandes comercios, como supermercados y retail, ya no podían entregar ninguna bolsa elaborada de plástico. A esa prohibición total se sumaron, en agosto, los negocios de barrio o las ferias libres.

Quedan exceptuados de la prohibición todos los productos que ya vienen envasados desde fábrica, por ejemplo: arroz, legumbres, galletas.

La directora de Protección y Medioambiente, Jacqueline Aguilar, recordó que, si bien, no se pueden entregar bolsas plásticas al comprar, es decir, para el traslado de los productos, existe la excepción con los llamados envases primarios, sólo en los casos en que se esté en contacto directo con un alimento que no cuente con un recipiente como, por ejemplo: fiambres, pescados, frutas o verduras.

“La idea es reforzar esa idea, para que las personas se acostumbren a la rutina de llevar su bolsa y así cuidar nuestro medioambiente, en cuanto a los almacenes también ha costado incorporar la medida y el propósito es lograr que se adquiera esa costumbre”, comentó.

Nelson Chávez, integrante del Comité Ambiental, sostuvo que el objetivo es hacer conciencia en los negocios más pequeños, que son los locales que más frecuentan los vecinos y sepan que existe esta normativa.

 

La comerciante Dorca Cruz explicó que desde agosto han fomentado el uso de bolsas reciclables e incluso vendiendo en el mismo local, “ha costado cambiar la costumbre, pero para eso estamos nosotros”.