Alcaldesa y Concejo Municipal rinden homenaje a la comuna en su 281° aniversario

La necesidad de mantener las medidas de autocuidado y protección, considerando el escenario sanitario, no fue impedimento para que la ciudad celebrara su aniversario 281. Desde muy temprano, el día 3, la alcaldesa Carmen Castillo y el Concejo Municipal, recibieron la visita de numerosas autoridades y dirigentes sociales, que entregaron su saludo protocolar, deseando parabienes a los recientemente asumidos personeros locales.

Siguiendo la tradición, las autoridades se trasladaron hasta la Iglesia Catedral de nuestra ciudad, donde presidida por el Vicario General de la Diócesis de San Felipe de Aconcagua, Padre Fabián Castro Marchant, se realizó el Te Deum de Acción de Gracias por un nuevo aniversario de la fundación de la ciudad. 

En la ocasión, el sacerdote pidió por la comuna y su engrandecimiento, pero al mismo tiempo, por el desarrollo en igualdad de oportunidades, con equidad e inclusión.

A continuación, las autoridades se dirigieron al Teatro Municipal, donde con un aforo reducido, se desarrolló la ceremonia de entrega de distinciones, la cual inició con el discurso de la alcaldesa Carmen Castillo, quien mencionó que, a poco más de un mes de gestión, junto al concejo municipal han dado señales claras acerca del deseo conjunto de atender las necesidades e inquietudes de la comunidad.

"Cuando asumí la alcaldía de nuestra comuna, afirmé que nuestro sello sería el de la transparencia y la probidad. Han transcurrido 37 días desde que iniciamos este período municipal y nuestro trabajo se ha focalizado en dos frentes, el interno, pues debemos ordenar la casa sin dejar de cuidar a quienes dan vida a los servicios municipales; y el externo, pues la comunidad nos demanda respuestas, muchas de ellas inmediatas.

Esta no es una tarea que podemos realizar de la noche a la mañana. Nuestra comuna ha vivido momentos difíciles desde la administración municipal y, por lo tanto, ha sido necesario establecer un diagnóstico claro que redunde en medidas ajustadas a nuestra realidad.

Por cierto, esta tarea que es compleja, no es imposible en su abordaje, pues llegamos con la certeza de que, si a la voluntad le sumamos rigurosidad en los procesos y respeto hacia las personas, es posible lograr esa transformación positiva, por la que muchos han esperado tanto", dijo la alcaldesa en su discurso.

Luego del mensaje de la jefa comunal, se inició la entrega de distinciones a los 28 vecinos y vecinas que fueron homenajeados durante este 281 aniversario. Las hijas ilustres, María Belén Carvajal y Cotilde Zúñiga, expresaron su gratitud y emoción por el reconocimiento del  Concejo Municipal.

Otro momento muy emotivo que se vivió, fue al momento en que la señora Zoraida Torres, conocida y querida florista sanfelipeña, recibió una distinción de manos de la Alcaldesa y el Concejo, expresando su gratitud por este significativo gesto.