Alcaldes del valle rechazan medida de la DGA que obliga a redistribuir aguas del Río Aconcagua a favor de Valparaíso

Con molestia y preocupación reaccionaron los alcaldes del Valle de Aconcagua, tras conocer la resolución de fecha 5 de octubre, que emitió la Dirección General de Aguas, ordenando la redistribución de las aguas del Río Aconcagua  para garantizar el abastecimiento hídrico del Gran Valparaíso.

Los jefes comunales de ambas provincias, a excepción del alcalde de Rinconada, participaron de la reunión convocada por la Alcaldesa Carmen Castillo, oportunidad en la que también se dio cita el Gobernador Regional Rodrigo Mundaca, para abordar la problemática y acordar que exigirán que esta medida se revierta, entendiendo que en caso de ser materializada, generará un perjuicio enorme al valle, situación que será expuesta al ministro de Obras Públicas en una reunión que se encuentra gestionando la máxima autoridad regional.

Según afirmó el gobernador Mundaca, la información proporcionada por el propio ministro de Obras Públicas en conversación telefónica con él, establecía que el decreto ordenaba por un plazo de 25 días el cierre de compuertas y la puesta a disposición del Gran Valparaíso de 5,5 metros cúbicos por segundo de agua por un plazo de 25 días consecutivos, lo que a todas luces, generaría un daño irreparable para las provincias de San Felipe y Los Andes.

Añadió que tal información la conoció, al igual que los alcaldes del valle, a través de los medios de comunicación, calificando de grave esta falta de consideración hacia los máximos representantes de las comunas impactadas por esta medida.

“En camino acá a reunirme con los alcaldes, me llamó el ministro Moreno, para señalarme que era una medida súper drástica y que lo que se estaba planteando era que consideran 25 días en que se deja pasar el agua en este volumen: 5,5 metros cúbicos por segundo, para garantizar el llenado de (el embalse) Los Aromos, lo que simplemente es hipotecar la vida de las personas”, precisó el gobernador regional Rodrigo Mundaca.

Añadió que “esto no se discutió con los alcaldes y las alcaldesas del valle de Aconcagua, es una decisión bastante inconsulta y acá no se trata de negarle el agua a quienes vivimos en Valparaíso, pero tampoco se trata de desvestir un santo para vestir otro”.

En este mismo sentido, la alcaldesa Carmen Castillo reafirmó los dichos de Mundaca, asegurando que se analizarán y llevarán a cabo todas las medidas que permitan defender la necesidad básica del recurso hídrico que tiene la ciudadanía del Valle de Aconcagua

“Vamos a trabajar fuertemente en exigir más fiscalización, estamos viendo todo lo que significa el proceso de disponibilidad del agua hacia Valparaíso, no queremos negar para nada porque sabemos que ellos también tienen esta necesidad, pero por supuesto nosotros también tenemos que proteger nuestras necesidades y es en eso en lo que estamos trabajando”.